BBVA se disparó ayer más de un 3%. Esta subida lo llevó a superar los 6 euros y también a firmar la sesión por encima del retroceso de Fibonacci del 38,2%.

BBVA cerró la sesión del jueves como segundo mejor valor del Ibex 35 con una subida del 3,18% hasta los 6,20 euros. Así pues, el banco acabó por encima de la resistencia de los 6-6,10 euros, marcada por el retroceso de Fibonacci del 38,2%. Ahora, si BBVA aguanta por encima de este soporte, podría ir a atacar los 6,70 euros (50% de Fibonacci), lo que comportaría el cierre del hueco bajista que posee entre los 6,20 y los 6,50 euros dejado en abril.
 
En cambio, si BBVA se vuelve a meter por encima de los 6 euros, lo que no sería descartable, ya que el RSI marca sobrecompra (78 puntos) y podría retroceder para descargarla, correría el riesgo de caer por debajo de la directriz bajista de largo plazo que pasa por los 5,50 euros y que superó este mismo mes.


 
Los indicadores técnicos Premium muestran que BBVA ha recuperado la tendencia alcista de medio plazo tras haberse cruzado al alza las medias de 14 y 40 sesiones recientemente. No obstante, es importante tener en cuenta que el volumen ha descendido, lo que resta fuerza al movimiento, y que la volatilidad ha aumentado, haciendo más arriesgado tomar una decisión de entrada.

 

Por otro lado, BBVA publicará sus cuentas de los nueve primeros meses del año el próximo jueves 27. Al respecto, José Lizán, gestor de SICAVs de Auriga SV, indica que “me dan miedo las cuentas de BBVA, pues tiene en contra la evolución del peso mexicano y la lira turca”.