Los futuros norteamericanos indicaban una apertura positiva de la sesión pero el mal dato de viviendas tiñó de rojo los índices en el comienzo de sesión al otro lado del Atlántico. En opinión de Juan Dieste, analista de mercado de Oreyitrade, “realmente los datos son peor de lo esperado por el mercado, la construcción de casas nuevas y los permisos de construcción han bajado mucho y se esperaba que hubieran tocado mínimos y no ha sido así”.
“El mercado esperaba un total de 520.000 viviendas iniciadas y fueron 458.000 y los permisos de construcción salieron 494.000 contra los 530.000 esperados, una diferencia que ha sorprendido a los mercados”.
Sin embargo por el lado positivo “están las cifras de Home Depot”, “la minorista mejora su beneficio en un 44% hasta los 544 millones de dólares” y también hay que tener en cuentas que “el petróleo está repuntando y que ronda los 60 dólares”. Todo ello –explica el experto- “indica que el consumo aguanta e indirectamente da una ligera mejora de la situación económica”. 

El analista explica en relación a los malos datos de vivienda que “el mercado accionista asimila antes las cosas, la economía real podría estar llegando a un fondo que la renta variable ya ha pasado y podríamos ver una recuperación que no ha sido asimilada por la economía real”. “Creo que todos los analistas, también el Gobernador del Banco de España la pasada semana y esta semana el Banco Mundial muestran cierto optimismo y aunque los datos reales no lo reflejan, podríamos estar empezando a ver la recuperación”.

Hoy es noticia el sector financiero, porque algunos grandes bancos han anunciado su intención de devolver las ayudas recibidas por el Gobierno. “Es una buena noticia” afirma el analista, “implicaría que no tienen necesidad de esos fondos porque han logrado capital por depósitos o de otros modos” y “les permitiría devolver 45.000 millones entre los tres”, un hecho además que se produciría mucho antes de lo que se preveía que fueran capaces de hacerlo” y “es una buena noticia para el ámbito financiero”. Todo ellos demuestra que “aunque los stress test no tuvieron los resultados esperados, las entidades logran estabilizarse”.

En cuanto al oro negro que hoy cotiza en el entorno de los 60 dólares, el analista apunta a que “nos parece que vivimos una estabilización entre los 60 y 65 dólares, hemos vuelto a máximos de noviembre del pasado año” aunque “ahora mismo se aleja un poco por un incendio en una refinería en EEUU” pero “a pesar de los cortes de producción esperamos que se mantenga en esos niveles hasta fin de año”.

Las recomendaciones de Diesten se mantienen “en el sector tecnológico” aunque “a largo plazo podríamos explorar otras oportunidades en el día a día en el sector financiero o incluso en el inmobiliario”. “Hay que estar atentos a las oportunidades”. Así mismo el experto fija su mirada en “Coca Cola porque está en un precio muy agradable y con un elevado potencial de subida”.