Aena estará sostenida en las próximas semana por los bancos colocodores pero hay factores que hacen tener una actitud de esperar y ver, como que sale a precios caros y no han cumplido con el compromiso  del núcleo  duro. 

Creo Aena estará sostenida por los colocadores pero el intento primero el año pasado y luego éste, la descoordinación con el núcleo duro, el incremento del precio a la parte alta de la horquilla…son cosas que no me encajan con lo que no recomiendo tomar posiciones “a pesar de que es una excelente compañía”, explica Pablo García, de Carax Alphavalue. Es una compañía que se coloca cara y “no se ha cumplido con las expectativas de colocar el núcleo duro pero en las próximas semanas estará mantenida por los colocadores”.

En cuanto a los resultados, hemos tenido como 30 compañías, sobre todo en Europa. ING bien por la parte de que vuelve a pagar dividendo tras devolver las ayudas, Heineken ha tenido cifras mixtas, las ventas han superado un poco en cuanto a nivel orgánico pero en esta compañía nos gusta más entrar a través del holding, que siempre cotiza con un descuento superior. Pero en el sector cervecero estamos muy prudentes.

Sobre Grecia, dice este experto en Radio Intereconomia, que no nos preocupaba tanto porque la financiación pública está más o menos contenida. “Esperábamos que incluso el mercado estuviera más dubitativo. Ayer demostraron los mercados que cualquier pequeño rumor, aunque sea positivo, hace que el mercado reaccione de forma violenta con lo que el devenir de Grecia será un poco de negociaciones duras pero finalmente habrá acuerdo”.

Sobre las recomendaciones, este experto reconoce que claramente es el año de Europa, para el que esperamos un crecimiento del +15%-+20% para los grandes índices europeos. “Hemos apostado por el sector cementero, aerolíneas, químicas, hoteles, ocio e incluso sector de lujo. La depreciación del euro, caída de los costes energéticos es un escenario ideal para apostar po Europa y estos sectores”. La cuestión que tenemos es el sector bancario, con exigencias de capital que hacen que los resultados no sean los esperados.

Los bancos son el gran interrogante porque llevan cuatro años publicando malas cifras porque el regulador exige mucha solvencia y hace que los bancos todavía no estén expandiendo su negocio. Si de verdad la recuperación parte del QE, el sector financiero tiene un potencial enorme.