Movistar+ 5S de Telefónica figura entre las 10 mejores iniciativas sociales de 2016 seleccionadas por la revista Compromiso Empresarial y el CAF-Banco de Desarrollo de América Latina.
 
Movistar+ 5S, la primera plataforma de TV con contenidos accesibles, permite a sus clientes con discapacidad sensorial acceder a películas, series y documentales de estreno gracias a la incorporación de tres sistemas de accesibilidad: lengua de signos, subtítulos o audiodescripción. 

Con Movistar+5S, que ha competido con otros 350 proyectos procedentes de América Latina y España, el usuario, dependiendo de su discapacidad sensorial, elige la modalidad de LSE, subtítulo o audiodescripción. Es, por tanto, una experiencia compartida con el resto de la familia y complementaria, porque el usuario puede disfrutar del contenido sin interferir en la experiencia audiovisual del resto de los espectadores. 

Para acceder a este nuevo servicio, gratuito y compatible con los sistemas operativos iOS y Android, los clientes de Movistar solo tienen que descargarse la aplicación Movistar+ 5S y el dispositivo en el que se hayan descargado la app se sincronizará con el contenido que deseen ver en la televisión. 

Movistar+ 5S nació en 2016 gracias a la colaboración de Telefónica con la empresa WhatsCine, la Universidad Carlos III y las principales asociaciones y organismos de la discapacidad, que han mostrado su satisfacción por la iniciativa, convencidas de que las tecnologías digitales pueden mejorar extraordinariamente la vida de los más de 2 millones de personas con discapacidad sensorial que viven solo en España.

En la actualidad Movistar+ 5S ya ofrece más de 1.073 contenidos accesibles y sigue trabajando para incorporar al sistema y a la plataforma las mejoras que los propios usuarios con discapacidad demandan.

Las 10 iniciativas elegidas son proyectos que han nacido de la mano de empresas, emprendedores y organizaciones no lucrativas, que abordan solos, o en cooperación con otros actores, diferentes retos sociales: han ayudado a colectivos en riesgo de exclusión, proporcionándoles recursos para emprender negocios; han mejorado técnicas de salud y ayudado a salvar vidas; han incluido a las personas con discapacidad en el disfrute de la cultura; han mejorado el medio ambiente; han trabajado por la paz y la convivencia de los pueblos; han ayudado a la captación de fondos del tercer sector o han colaborado en el desarrollo de comunidades con recursos escasos.