Mediaset España  cerró el ejercicio 2016 con un beneficio neto de 171 millones de euros, lo que representa una mejora del 2,9 % con respecto a 2015. El beneficio registrado el pasado año es el más alto desde 2009.
 
El beneficio neto ajustado de Mediaset España, que excluye el impacto de los cambios en el impuesto de sociedades, aumentó un 5,7% y se elevó a 175,7 millones.

El resultado bruto de explotación (ebitda) ajustado, que incluye el consumo de derechos de televisión, ascendió a 241,1 millones, lo que supone un incremento del 8,3 %.

Los ingresos netos crecieron un 2,1%, hasta 992 millones, mientras que los costes operativos lo hicieron a menor ritmo, un 0,2 %, hasta 750,8 millones. Además, los ingresos brutos de publicidad ascendieron a 962,9 millones y los netos, a 926,9 millones.
 
Los costes totales operativos ascendieron a 759,55 millones. En 2015, la cifra ascendió a €758,75 millones, lo que supone  costes  planos en el  año,  a  pesar  de  la emisión  de  la  Euro2016,  y el  lanzamiento  del  nuevo canal Be Mad. 

Mediaset ha propuesto una retribución a sus accionistas de 275,7 millones de euros, a través de un dividendo de 175,7 millones y un plan de recompra de acciones propias de 100 millones.
 
Mediaset en bolsa
Estas cuentas llegan cuando Mediaset está inmersa en un canal lateral en el que intenta consolidar las subidas que lleva experimentando desde los mínimos de hace un año. Las acciones de la antigua Telecinco se están moviendo entre los 10,80 y los 11,50 euros desde principios de diciembre. La parte baja de este canal coincide con el retroceso de Fibonacci del 61,8% de todo el movimiento de caída desde los máximos de julio de 2015 y los mínimos de febrero de 2016. En las últimas sesiones el precio ha ido a buscar este soporte. Si lo perfora, podría ceder hasta los 10,20 euros (retroceso de Fibonacci del 50%). En cambio, si Mediaset vuelve a testar la parte alta del canal, será clave que la rompa y vaya a buscar los 12 euros,  que son los máximos de 2016 y zona de importante resistencia en el pasado.


 
Losindicadores técnicos Premium muestran que Mediaset ha pasado de estar alcista, a entrar en una fase de consolidación, pues ha perdido la tendencia alcista de medio plazo al caer el precio en las últimas sesiones y situarse por debajo de las medias de 14 y 40 sesiones. Aunque sigue manteniendo la tendencia alcista de largo plazo gracias a que la media de 40 sesiones aún aguanta por encima de la de 200.