Viendo los volumenes que se están negociando, es evidente que no hay ningún interés comprador ni para sostener la tendencia. 

Es ridícula la cantidad que se está negociando en la bolsa española. “Cuando hablamos de un mercado que negocia en torno a 1.000 millones de euros se demuestra que no hay ningún interés comprador, no hay interés por sostener la tendencia y lo único que hemos hecho ha sido recuperar el miedo y el pánico”, explica Alberto Roldán, director de análisis de Inverseguros.

Con la falta de inversores que hay “tengo la sensación de que nos hemos tomado un respiro hasta septiembre, que será realmente el mes que nos permita dirimir hacia dónde vamos”. Pero ¿hemos visto lo peor en el Ibex35? Este experto reconoce que en gran medida sí. “Si en el peor de los entornos estamos en los 7.000 puntos, la cosa no está tan mal y me hace falta algo más para justificar una vuelta a los 6.000 puntos”. En el muy corto plazo, el índice se moverá lateral “previsiblemente habrá cierto relax porque las bolsas tiene que subir y bajar con información, no con especulación de ahí que no haya prisa por entrar en renta variable”. 

Banco Santander. No hay prisa por entrar. “Esperar para evitar tomar posiciones de forma prematura porque ha subido mucho pero la sensación sigue siendo negativa en el conjunto del sector financiero”. En Septiembre tenemos informe decisivo sobre la banca española y ahora mismo tanto el valor como su homólogo son débiles.