Banco Sabadell vuelve a aproximarse a la resistencia significativa de máximos anuales que identificamos en los 1,078, cuya superación se encuentra respaldada por un repunte por parte del volumen de contratación y un reciente cruce al alza por parte de sus medias móviles de medio y largo plazo. En este sentido, su superación, confirmaría la superación de su directriz