El mercado sigue con la alegría después de las palabras de Draghi. El BCE seguirá actuando, incluso pudiendo bajar el tipo de depósitos y el efecto en los mercados ha sido inmediato, no sólo en los de renta variable sino también en los de renta fija. El bono a diez años tiene una rentabilidad del 0% lo que hace que aumente la valoración de los activos de riesgo. 

Hay que tener en cuenta que el BCE ha advertido de los peligros del crecimiento. En cualquier caso, el mercado interpreta que habrá más inyección de liquidez, que bajará más los tipos de interés, y es lo que da aire a las bolsas.

Los resultados de Sabadell son mejores que los de Caixabank. Hay menos provisiones por insolvencias y en cualquier caso, se nota que Sabadell ha aumentado la evolución del negocio e ingresos básicos mientras que los de la Caixa han sido más débiles.

Declaraciones a Radio Intereconomia