El Ibex35 comienza la sesión en positivo para darse la vuelta a media sesión y cotizar con cerca del 1% de caída. Sin embargo “no le ocurre nada especial pues en los últimos meses – julio y agosto- hemos visto que los mercados están indecisos los primeros días de mes”, explica Álvaro Blasco, director de Atlas Capital. De hecho, considera “bastante sanos los recortes pues permitirá que dinero nuevo que está agazapado y con ganas de entrar en renta variable lo pueda hacer en los próximos días”.
Telefónica se ha deshecho de la participación que tenía en Meditel por 400 millones de euros. Una operación “que ya se venía comentando hace una semanas y que creo que es muy buena porque hace una caja bastante importante”, admite el director de Atlas Capital. Este experto recuerda que la operadora sigue haciendo el camino que se marcó hace unos años “para reducir deuda y es una operación que debería ser bien recibida por el mercado”.

Junto a la operadora española destaca la avalancha de referencias empresariales publicadas. Solaria, Tubos Reunidos o Técnicas Reunidas. Álvaro Blasco opta por estos últimos “pues choca el comportamiento que está teniendo la compañía en los últimos trimestres”. Blasco resalta que Técnicas Reunidas lo está haciendo francamente bien “no hace más que aumentar la cartera de pedidos lo cual asegura la continuidad en su cifra de negocios”. Es la gran estrella del año, confirma “sobre todo por la visión tan clara de sus ventas para los próximos años”.

De una energética a otras europeas – RWE, E.On y Gas Natural- que han recibido recomendación negativa por parte de Goldman Sachs y Bank of America. Una estimación que “choca bastante porque el sector eléctrico tiene una época en la que está reduciendo el consumo de energía, son compañías con ingresos recurrentes impresionantes y saben hacer los deberes reduciendo el gasto haciendo más eficiente la gestión”. (...)Por tanto, Blasco no sólo admite “clara recomendación de permanencia sino también compra”.

Su primera recomendación es “mirar a ver por dónde vamos pues lo que está claro es que hay un dinero en liquidez muy mal remunerado – los depósitos no tiene nada que ver con lo que era antes – con lo que mucha gente entrará en valores buscando buenos dividendos”. Una buena inversión sería “comprar Iberdrola que cuenta con un dividendo espléndido y, aunque la cifra de negocio puede sufrir algo, tiene unos ingresos recurrentes y no dejará de abonar este dividendo”, concluye.