La industria de los fondos de inversión puede encarar 2009 con mayor optimismo, ya que el recorte de tipos y la previsión de que los bolsas puedan repuntar en algún momento hace prever una recuperación de su rentabilidad, según los expertos del sector. Por el contrario, las previsiones apuntan a que a estos productos les costará algo más remontar la fuerte caída de su patrimonio, que en 2008 podría superar el 30%. En concreto, en los once primeros meses del año el volumen ha caído un 30%, hasta alcanzar los 170.218 millones, frente a los 243.320 millones de un año antes. Asimismo, la rentabilidad retrocedió en este periodo un 5,89% frente a la revalorización positiva del 3,49% que registraban en noviembre de 2007, según los últimos datos facilitados por la patronal del sector, Inverco.
El director general Inverco, Angel Martínez Aldama, indicó que la bajada de tipos de interés puede reducir el número de ofertas de depósitos a corto plazo con rentabilidades muy elevadas y minimizar la competecencia de estos productos con los fondos. No obstante, resaltó la importancia de que las entidades vuelvan a confiar entre sí para que la industria se recupere, ya que si las entidades tienen una menor necesidad de captar financiación eso puede favorecer la contratación de otros productos, como los fondos de inversión. En este sentido, vaticinó que en 2009 los inversores demandarán "tranquilidad y seguridad", y que apostarán por productos de renta fija a corto plazo y fondos garantizados, en línea con lo ocurrido en 2008, ejercicio en el que el 90% de los fondos suscritos han sido conservadores.

Sin embargo, no descartó que los inversores también apuesten por fondos garantizados sobre renta variable, ya que, a su juicio, parece "razonable pensar" que 2009 pueda ser un año positivo tras "los descuentos" que se han producido en los mercados en 2008, lo que podría llevar a los inversores a aprovechar los repuntes que se produzcan. En esta misma línea se pronunció Paula Mercado, de VDOS, quien aseguró que los inversores seguirán apostando por la seguridad frente a la rentabilidad, por lo que en 2009 invertirán en productos de renta fija con subyacentes en deuda del Estado, y en productos garantizados, aunque no descartó que el inversor institucional apueste por productos de renta variable.

Por su parte, Ahorro Corporación señala que los recortes de tipos que se han aplicado y los que, previsiblemente, se produciràn en la primera parte de 2009 pueden repercutir favorablemente en las rentabilidades de los fondos, aunque vaticinó que el patrimonio mantendrá "el flujo de reembolsos". La firma auguró que los fondos de renta variable podrían revalorizarse hasta un 15% durante el ejercicio, mientras que los inmobiliarios, los garantizados y los de renta fija a largo plazo podrían obtener una rentabilidad del 3%, y los de renta fija a corto plazo, del 2,5%.

La corriente de reembolsos de los fondos, por el contrario, continuarán durante el ejercicio, cuyo patrimonio podría caer de media un 20%, aunque afectará en mayor medida a los fondos de renta fija corto plazo (-42%), inversión libre (-33%) y garantizados (-10%).

NORMALIDAD DEL MERCADO.

Por su parte, Alicia Jiménez, de Selftrade, recordó que la salida de capital de los fondos se ha debido a la caída de los mercados, a la competencia de los depósitos y al miedo de algunos ahorradores, que retiraron el dinero de las entidades para invertirlo en letras del Tesoro. A su juicio, en la medida en la que el mercado se normalice este dinero regresará a los fondos, porque ofrecen una mayor rentabilidad, en detrimento de otros productos gubernamentales que ofrecen mayor seguridad pero menos revalorización.

Asimismo, vaticinó que la recuperación del patrimonio de los fondos dependerá de que los depósitos bajen su remuneración tras los recortes de tipos de interés, aunque señaló que de momento esto aún no se ha producido de manera notable, por lo que no se registrará un retorno masivo. Respecto a la renta variable, esta experta adelantó que a partir de la segunda mitad de año los inversores podrían empezar a adquirir inversiones de más de riesgo, aunque señaló que estos fondos no van a recuperar todo su patrimonio.

PRODUCTOS MÁS SENCILLOS.

En renta fija, Jiménez señaló que los fondos de renta corporativa podrían comenzar a tener "algo más de éxito" en 2009, en especial los monetarios, y subrayó que, por el contrario, los garantizados pueden verse afectados por una pérdida de confianza tras el escándalo de Lehman Brothers. En este sentido, Susana Felpeto, de Atlas Capital, explica que las gestoras de fondos de inversión optarán en 2009 por productos más sencillos para que cada inversor conozca al riesgo de sus apuestas, a tener de lo ocurrido con Lehman Brothers.