Como no podía ser de otra manera, Donald Trump ha estado en la mente de los inversores institucionales durante la semana pasada y ha vuelto a condicionar la dirección de los flujos de fondos.
 
Los últimos días han mostrado cómo los inversores siguen muy atentos a todo lo que hace el nuevo presidente de Estados Unidos. Y aunque en los primeros días el dinero salió de la renta variable de Estados Unidos, en la última parte ha vuelto, cuando han comenzado las órdenes del nuevo mandatario aumentando la desregulación e indicando que va en serio con su plan de infraestructuras.

Con todo, los fondos dirigidos a renta variable americana han sufrido las mayores salidas netas desde principios de octubre.

En total, los fondos dirigidos a renta variable en todo el mundo han recibido 95 millones de euros, mientras que a la renta fija han llegado 8.500 millones de dólares, la mayor cantidad en 16 semanas. Por su parte, los vehículos monetarios han obtenido entradas netas por un valor de 13.000 millones de dólares (la mayor parte del dinero ha ido a fondos monetarios americanos, ya que en Europa esta categoría ha sufrido la primera salida desde que comenzó el año).

Money market


MERCADOS EMERGENTES
A pesar del efecto Trump, lo cierto es que los fondos que invierten en mercados emergentes han recibido dinero por tercera semana consecutiva. La mayor parte de ese dinero ha ido a la categría de mercados emergentes globales. Por el contrario, las principales salidas se han producido en países asiáticos, donde se han producido reembolsos por trece semanas consecutivas.
Dentro de Asia, China ha recibido dinero de cara a la celebración del nuevo año chino, en el que se espera que aumente el consumo.

Por países, Turquía ha sido el que más dinero ha recibido quizá de cara al referéndum que se espara para el segundo trimestre de este año.

briics


MERCADOS DESARROLLADOS
Durante la pasada semana hemos asistido a una resurrección del “Trump Rally”, que ha llevado al Dow Jones, por ejemplo, a superar los 20.000 puntos.

Durante la primera parte de la semana, los inversores han sacado dinero tanto de fondos de gestión activa en compañías de gran capitalización y ETFs. Los inversores temen que las reformas del nuevo presidente van a pasar más factura a las empresas de gran capitalización, por encima de aquellas que tienen un negocio más doméstico.

Europa recibió algo de dinero de forma general, a pesar de que las salidas de Alemania ya alcanzan máximos de seis semanas. Los países desarrollados con más atractivo durante la semana pasada fueron Japón, Suiza y Noruega. España se ha convertido en el sexto favorito.

españa


SECTORES
En este sentido, todo ha estado relacionado con las leyes firmadas o anunciadas por Trump y la temporada de resultados.

En general, los fondos globales que invierten en tecnología han recibido el máximo de dinero que ha llegado en cualquier semana de la historia. Por el contrario han salido más de 1.000 millones  de salud y biotecnología. El sector financiero ha experimentado la primera salida de fondos desde la principios del segundo trimestre del año pasado.

energía


BONOS
La entrada de dinero en fondos de bonos estadounidenses ha tocado sus máximos desde mediados del primer trimestre de 2015. Esto ha llevado a la categoría global a máximos de 16 semanas.
De los más de 8.000 millones, unos 1.000 millones han ido a parar a High Yield y préstamos bancarios.

En cuanto a la deuda emergente, los inversores prefieren los fondos en divisa fuerte.  En Europa la preferencia de los inversores se centra en el high yield, que ha recibido dinero en seis semanas de las últimas siete. Los fondos que se dirigen a bonos que protegen de la inflación está en máximos de 13 semanas.

Por países, España e Italia siguen perdiendo atractivo. La exposición para nuestro país ha caído a mínimos de cuatro años. En Italia hasta mínimos del segundo trimestre de 2012. 

flows