Los españoles gastan más de 1.500 euros al año en comer fuera de casa, según afirma la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en un estudio, en el cual se recoge que el 26% de los españoles acude diariamente a restaurantes, pero que los menús que estos ofrecen "no son variados ni contribuyen a seguir una dieta saludable". El informe muestra que ocho de cada diez personas que afirman comer fuera recurren al menú del día, en el que la OCU ha detectado "importantes carencias nutricionales". Así, en el 73% de los restaurantes analizados es complicado encontrar legumbres, huevos o pan integral entre sus ofertas, alimentos que la organización considera "básicos para la composición de una alimentación equilibrada".
En lo relativo a los precios, el informe indica que el coste medio de estos menús ronda los 9,5 euros por persona, aunque establece diferencias que van, desde la ciudad más cara, Zaragoza, con un precio medio de 12,85 euros, a la más barata, Málaga, donde comer cuesta alrededor de 7,55 euros. En este sentido, el estudio detectó también que muchos establecimientos incumplen la obligación de mostrar el IVA incluido en el precio final, lo que puede confundir a los clientes. La Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESAN) y el Instituto Nacional de Consumo (INC), a quienes la OCU ha trasladado los resultados de su estudio, recomiendan a los clientes habituales de restaurantes, elegir platos preparados al horno o al vapor, pedir pan integral y fruta fresca, así como beber agua en lugar de vino o refrescos, entre otros consejos.