Apertura levemente alcista de la principal bolsa del mundo en una jornada en la se conoció que las peticiones iniciales de subsidio por desempleo fueron mejores de lo esperado por el mercado ya que cayeron la semana pasada en 21.000. En opinión de Sara Pérez Frutos, directora general de Dracon Partens “en principio no hemos empezado mal con esos datos de empleo, ya que se esperaban 558.000 peticiones de nuevos subsidios y se ha quedado en 554.000”, además señala la experta “a media sesión vamos a conocer el índice de indicadores lideres y los datos de la Fed de Filadelfia”, que “esperemos que sean un poquito mejor de lo que se podía estimar, para que cerremos una sesión moderadamente alcista”, añade la experta.
Por el lado de las noticias del día “vemos cómo Obama va a tener que implantar su nuevo plan de estímulo a la economía porque prácticamente se han agotado esos 700 mil millones de dólares que se aprobó como plan de rescate para el sector financiero”, explica la experta. Respecto a en cuánto podría ser la cuantía de este nuevo plan de ayuda, Sara Pérez Frutos, cree que será “en torno a los 850 mil millones de dólares que junto con las medidas de política monetaria que ha tomado la FED –asegura- deberían reactivar lo más rápido posible la economía norteamericana”.

En relación al petróleo, cotiza un día más a la baja a pesar del recorte de producción histórico llevado a cabo en el día de ayer por la OPEP. la directora general de Dracon Partners cree que “este recorte fue más acusado de lo estimado, -el recorte fue de 2,2 millones de barriles diarios- y lo que ahora mismo está descontando el precio es ese entorno de recesión mundial donde los grandes consumidores de petróleo, no sólo EEUU, sino también los emergentes como China e India van a reducir mucho esta demanda”. Esta bajada si lo vemos desde el punto de vista macroeconómico “es positiva” según Sara Pérez Frutos, por la razón de que “las economías se van a recuperar si tienen precios de la energía lo más baratos posibles”. Con lo cual, la experta continúa diciendo que “vamos a pensar que es positivo y que también será muy positivo para la inflación”. Respecto al sector de automovilístico, The Wall Street Journal informaba hoy de que General Motors y Chrysler han reiniciado sus negociaciones de fusión. La experta dice que “está claro que con el modelo que han venido desarrollando hasta ahora no pueden continuar ya que han demostrado que son compañías tremendamente ineficientes”. Para esta experta financiera “no es un problema de las compañías de coches que fabrican en EEUU porque Honda, Toyota no tienen está situación dramática que ahora sí viven las dos americanas”. No obstante, referente a la posible fusión, la analista dice que “el mercado lo vería de forma muy positiva” ya que cree que “aunque obviamente implicaría recortes de empleo y mucho sacrificio”, advierte que “seguir como está no le va a llevar a ningún sitio y sobretodo, no le va a llevar al gobierno a dar ayudas”.

En cuanto a resultados empresariales, Lennar destaca en esta apertura a pesar de anunciar que perdió más de 1.100 millones de dólares al cierre de su año fiscal. La experta opina que “estas alzas se deben normalmente a que se estima que iban a ser mucho peores, o que se pueden interpretar que estos son los peores resultados de esta parte del ciclo”. Por lo que estima que “este repunte es bueno mientras las cosas no vayan fatal y no tengamos una quiebra, así, los inversores toman como positivos que sólo hay ese volumen de pérdidas y por eso la cotización reacciona al alza”.

De aquí a final de año la analista cree que “vamos a ver un mercado con muy poco volumen donde los institucionales estamos ya deseando que se ponga el contador a cero el dos de enero”. No obstante advierte que “quizás vamos a ver un pequeño rally de fin de año”, pero dice que “no debería llevar a los pequeños inversores a entrar en el mercado”. La parte más positiva para ella es que “esos mínimos del mes de noviembre, se van alejando y lo que mejor nos podría pasar es terminar el año exactamente como estamos ahora, consolidando niveles y haciendo un suelo que nos pueda hacer creíble esa recuperación”. Con lo cual, sigue recomendando “estar fuera, sobretodo también hasta el 20 de enero, cuando el nuevo equipo presidencial pueda tomar las riendas de la política norteamericana”.