Wall Street se ha visto afectado por la alarma nuclear y opera en negativo por los miedos sobre los efectos que la situación en Japón puedan producir.
Jornada en la que el Ibex 35 cae un 2,5%; pero es el DAX alemán el que peor comportamiento está teniendo en la jornada de hoy; el experto considera que los mercados están jugando con un elemento con el que no se había contado antes, la radioactivdad, “una variable que se desconocía hasta ahora”, afirma Joan Olivé
 
Es completamente imprevisible lo que pueda paser en los mercados. “Y es que es imposible calibrar el efecto del desastre de la central nuclear sobre la economía jaoponesa y global.”
 
Se debate además el futuro de las centrales nucleares, “hay una incertidumbre muy grande sobre el futuro y es un momento en el que hay diversas opiniones confrontadas.” Merkel de momento ya ha salido para asegurar que cerrará las centrales nucleares más viejas.
 
Según el experto “ahora es muy fácil ir en contra de las nucleares”.

Además hay que tener en cuenta que lo peor que le podrñia pasar ahora a Japón es tener un yen fuerte "ya que tiene que financiar toda la reconstrucción", asegura Olivé