El Ibex-35 recorta ligeramente a media sesión, y se mantiene, por el momento, por encima de los 12.000 puntos. Alberto Roldán, director de análisis de Inverseguros considera que ese nivel es una barrera que se ha fijado el mercado en el muy corto plazo. A su juicio, “hay mucha lateralidad y, el rango de movimiento desde prácticamente el 15 de julio –que fue el último rebote- es de 500 puntos”. Rango que –explica- “por la parte superior marca los 12.000 y que está costando mucho superar con claridad al índice”. El experto cree que, ahora mismo, hay “una falta de tendencia en el mercado y hay poca consistencia tanto en las bajadas como en las subidas”. Roldán afirma que es muy difícil predecir y, “creemos que no hay que jugársela hacia un nivel concreto de Ibex y, dejarnos llevar por la tendencia del mercado”, opina.
En lo que respecta a los precios del crudo –el barril tipo brent se mueve en el entorno de los 111 dólares- y la revalorización que experimenta el billete verde frente a la moneda única, el director de análisis de Inverseguros recuerda que “el euro ha bajado un 26% desde el máximo histórico fijado a mediados de julio”. Lo más coherente, a su juicio, insiste es “jugar la situación en el día a día y, no fijarse en niveles”, dice. Apuestas En opinión del experto, los inversores deben estar atentos a si “el Ibex hace un amago de intentar superar los 12.000 con cierta claridad o, por el contrario, volver a esperar a que repliegue velas y, acercarse de nuevo al nivel de los 11.500 puntos, donde parece que el mercado encuentra un soporte más de corto plazo”. El experto cree que lo más lógico es “no entrar ahora mismo en el mercado y, si se hacen apuestas, hacerlas por compañías que estén un poco al margen de lo que es la dinámica del día a día”. Es decir –añade-, “no tocar bancos, no tocar construcción y, buscar compañías que tengan más visibilidad a largo plazo, donde puede estar Enagás o R.E.C”. Concluye que “hay que intentar buscar más la apuesta de valor que no la especulativa”, señala.