Día de cuádruple hora bruja en Wall Street donde de momento la volatilidad no está presente y los índices cotizan en positivo. José Ramón Sánchez Galán, analista financiero mantiene que “generalmente además de la volatilidad, los días de vencimiento de derivados son fundamentalmente alcistas para buscar valores sobrevendidos y aprovechar oportunidades que pueden suponer un cierre en positivo del mercado”. 

Matiza sin embargo que “esto en ningún caso es un indicio serio de una tendencia alcista, los mercados están inmersos en una importante incertidumbre por dos desequilibrios internos que existen en la economía: el sector financiero y el inmobiliario”. El experto mantiene su atención también en “el déficit exterior que en parte se palia” y “habrá que ver el PIB la próxima semana” porque de momento “las tasas negativas imperan en la economía y estos rebotes sólo son rebotes, nada más”. Sánchez Galán recuerda que habrá que estar atentos “al anuncio de los tipos de interés de la Fed el miércoles 24”, con toda probabilidad “se mantendrán en los niveles actuales porque el binomio inflación crecimiento no augura expectativas favorables”. “El sector real continúa débil –explica- aunque menos que antes y no sólo por las exportaciones, sino porque la tasa de inventarios no ha sido tan negativa y en virtud de ello, los consumidores ven puntos favorables”. “Todo lo que va saliendo un poco positivo, va invitando al optimismo al consumidor”.

“En el lado monetario, los precios continúan débiles y habrá que ver el IPC y el viernes el PCE, el índice de gasto del consumidor que es un dato que sigue de cerca la FED”, veremos si “se acerca a tasas no relevantes como para pensar que la economía tendrá un riqueza en términos monetarios”. Ahora “hay dudas sobre el despegue claro de los precios y tanto el IPC como el PCE está en tasas bajas”. “Podrían verse atisbos positivos pero podrían ser debidos a un aspecto exterior como es el precio del petróleo- que podría influir negativamente en las expectativas del consumidor- más que el hecho de que el consumo esté despegando”. 

Sánchez Galán expone que además “tenemos datos de viviendas que aunque son semanales hay que intentar observar en qué medida permanece el desequilibrio”. Los “datos interanuales fueron un 3,5% negativo en las viviendas ya existentes y en el de viviendas nuevas el miércoles habrá que ver qué pasa”. Con todo, “estamos acabando el primer semestre y veremos los resultados empresariales que comenzarán la próxima semana o la siguiente, vamos a ver en qué medida estamos en un despegue de la economía o aún está débil”. “Los datos conjuntos de beneficio que saldrán el jueves estarán en tasas negativas, el último fue de un 22% negativo en tasas interanuales y el anterior un 36% negativo”. Serán datos muy importantes y “comenzará a Alcoa a hacer públicas sus cuentas, como en España suele ser Banesto, y a partir de ahí veremos como en julio se van afianzando las expectativas optimistas de mercado donde algunos ven ya una previsible recuperación para el año que viene”. 

“La incertidumbre está ahí y repercute en las bolsas –reconoce el analista- y es mejor aislarse de los datos y mirar empresas que van a presentar resultados”. Es el caso de Kroger “que la mantendría por encima de 21 dólares, Jabil Circuit cuidado porque quiere ampliar mercado, expansionarse por México a través de paneles solares y no entraría si no supera los 7 dólares, Bed Bath & Beyond que presenta resultados el 24 podría perder los 28 dólares, lo que le llevaría a los 26 y por contra una empresa que ha dado soluciones, Red Hat que ahora se une con HP para nuevos proyectos, entraría por encima de los 20 dólares”. “KB Hombe cabe la posibilidad de que se vaya a los 13 dólares por lo que vigilaría el valor antes de tomar posiciones temerarias”.