Lo dice la aseguradora Aegon, las mujeres españolas no prevén de qué van a vivir durante su jubilación. Es más, confían en que será su pareja el que servirá de sustento durante esos años. 
Es más, el 36% de las encuestadas se siente poco preparadas para ese día y afirma que no está ahorrando nada.

Explican en la aseguradora que “las responsabilidades de la vida familiar siguen recayendo principalmente sobre las mujeres. Por este motivo, su necesidad de equilibrar la vida laboral y familiar, en muchas ocasiones, se convierte en un obstáculo de cara a planificar su jubilación”, explican.

Los directivos de Aegon apunta que “los roles tradicionales colocan a las mujeres en una clara situación de desventaja en términos de ahorro y de planificación para la jubilación. A pesar de que la brecha en materia de educación entre géneros ha disminuido, las responsabilidades de la vida familiar siguen recayendo principalmente sobre la figura de la mujer”.

Es más, sólo el 15% de las españolas cree que los ingresos de su pareja no serán suficientes. Los expertos de Aegon explican que esta tendencia genera muchos problemas. “Hay que destacar que cuando se produce un divorcio o la pérdida de la pareja, la falta de ingresos puede derivar en una situación aún más dramática si cabe”.

El estudio también deja entrever que las mujeres españolas planeas jubilarse más tarde que las europeas a los 65 años. La media mundial está situada en los 62 años. La encuesta, además, deja ver que las españolas consideran que con algo más del 70% del salario que tienen en estos momentos podrían vivir durante su jubilación.

Con todo, más de un 70% no cree que una vez que dejen de trabajar vayan a llevar una vida muy cómoda.
Por eso en la firma consideran que las españolas deberían preparar más esos años. Explican que “la falta de preparación para la jubilación de las mujeres contrasta con el comportamiento a la hora de tomar decisiones en los presupuestos familiares. La gran mayoría de las mujeres españolas, un 74%, participa activamente en la gestión de los presupuestos y las finanzas de sus hogares por lo que están dando mayor prioridad a la gestión de las finanzas del hogar a corto plazo”.

jubilación


En Aegon creen que para evitar esta situación las empresas deberían desempeñar un papel fundamental en el acceso a los planes de jubilación.

En esa línea, el estudio muestra que el 66% de las mujeres españolas está de acuerdo en que los gobiernos alienten a las empresas a inscribir automáticamente a todos sus empleados en un plan de jubilación.

Los autores del informe aseguran que “facilitar un asesoramiento personalizado de previsión, tanto dentro como fuera del lugar de trabajo, es esencial para ayudar a prever esta situación y contar con un plan de jubilación que les permita llevar una vida cómoda una vez abandonen su puesto de trabajo”, apuntan.