Es probable que cuando acabe la oleada de resultados, se provocará una reducción de fuerza de los mercados y nos fijaríamos en reservas monetarias.
Una vez conseguido el objetivo de los 12.000 habríamos de pensar que el optimismo debe ser la nota predominante. El factor decisivo han sido los resultados empresariales. Es probable que cuando acabe la oleada de resultados, se provocará una reducción de fuerza de los mercados y nos fijaríamos en reservas monetarias. Tomándose un cierto período de reflexión.