Los mercados europeos abren la sesión con fuertes caídas liderados por el FTSE MIB que, al ritmo del 1,5%, abren en los 21.753 puntos. El DAX se deja un 1,25%, hasta los 12.670 puntos, mientras que el Eurostoxx descuenta un 0,8% y se mueve en los 3.435 puntos en los primeros minutos de negociación. El euro sigue las caídas frente al dólar, hoy se mueve en las 1,1581 unidades, con un  barril de crudo que también se deprecia hasta los 74,06 dólares.

En lo que hace referencia al a situación política en Alemania, la canciller Angela Merkel ha obtenido dos semanas de plazo para renegociar y reenfocar el tema de la inmigración ilegal en la Unión Europea. Por tanto, y de momento, este tema queda aplazado a la espera de que Merkel logre acercar posturas con sus socios. “Su supervivencia al frente del gobierno alemán puede depender de ello”, reconocen los expertos de Link Securities.

Ayer destacó el giro que mostraron las compañías petroleras durante la sesión, en un estrecho seguimiento del comportamiento que tuvo ayer el precio del crudo, que comenzó la sesión con fuertes caídas para, poco a poco, recuperar el terreno perdido. Detrás de este comportamiento, dicen los expertos de Link Securities, estuvieron las filtraciones sobre el devenir de la reunión que mantendrá el jueves y viernes la OPEP en Viena y en la que también participarán países no opep que en su día suscribieron el acuerdo de reducción de la producción con el objetivo de equilibrar el mercado del crudo.

En este sentido, tanto Arabia Saudí como Rusia, pretendía incrementar sus producciones hasta 1,5 millones de barriles al día para compensar la reducción de la producción venezolana y la posible caída de las exportaciones iraníes tras las nuevas sanciones estadounidenses.  Sin embargo, “ayer se filtró que países como Venezuela, Irán e Irak estaría dispuestos a vetar esta resolución y que el escenario más factible era el del aumento de producción más modesto, de entre 30-60 mil barriles al día y probablemente solo durante el tercer trimestre de este año”.

Por último, en relación a la guerra de tarifas entre EEUU y  China, ayer por la noche Donald Trump amenazó con establecer una nueva tarifa del 10% sobre 200.000 millones de dólares de importaciones chinas si este país no retiraba su amenaza de implantar nuevas tarifas a productores estadounidenses. La reacción de la administración china ha sido inmediata al señalar que responderá con firmeza si sigue adelante con su amenaza.  Aunque el mercado estadounidense ha sido capaz de capear la inestabilidad geopolítica, lo cierto es que muchos expertos creen que de seguir la actual escalada de amenazas, el tema se puede seguir descontrolando y afectando al crecimiento económico mundial.

Hoy pendientes de las declaraciones de Mario Draghi a partir de las 9:00 en el foro de Sintra en la reunión de los bancos centrales.  Estaremos atentos a cualquier declaración, aunque no se espera  nada nuevo tras los anuncios de la semana pasada.

En el plano empresarial, hoy los títulos de Volkswagen comienzan la sesión  con caídas de más del 2,11% hasta los 151 euros después de que ayer las autoridades alemanas detuvieran al jefe ejecutivo de la división Audi del grupo, Rupert Stadler, por riesgo de destrucción de pruebas como parte de una investigación sobre el llamado “dieselgate”.

La compañía británica Ferguson ha dado a conocer unas ventas de 5.080 millones de dólares, ligeramente por debajo de la previsión del consenso, con un margen bruto que sube hasta el 29,3%. La compañía además ha anunciado un dividendo especial de 4 dólares por acción que pagará el próximo 29 de junio y prevé un nivel de ventas para el cuarto trimestre fiscal en línea con el trimestre previo. Las acciones de la compañía suben más de un 1,89% hasta las 5.994 libras.

Sin salir de Reino Unido, Ashtead Group ha publicado los resultados del ejercicio fiscal con unas ventas de 3.710 millones de libras, Ebitda jaustado de 1.730 millones de libras y BPA de 127,5 peniques por acción.  La compañía propone un dividendo final de 27,5 peniques por acción y anticipan un nivel de capex para el ejercicio fiscal presente similar al del año previo.

Los sindicatos de Air France- KLM han cancelado los paros de 4 días previstos para el 23 de junio al tiempo que el principal sindicato de pilotos ha insistido que el actual consejo de la compañía está “desconectado de la realidad”. Se espera que un nuevo consejero delegado sea nombrado en julio.  Las acciones de la compañía suben algo más de medio punto porcentual en la apertura, hasta los 7,23 euros-.

Deutsche Lufthansa ha confirmado contactos con Norwegian Air Shuttle, uniéndose así al interés de IAG en la compra de la compañía noruega. Ésta ha rechazado recientemente las dos ofertas por parte de IAG, competidor de Lufthansa, por considerarlas insuficientes.  Hoy los títulos de la aerolínea alemana ceden algo más de un 1,7% y se mueven en los 22,42 euros.

La entidad italiana Intesa SanPaolo ha confirmado que se encuentra en una etapa preliminar para encontrar un inversor para su brazo de gestión de activos, Eurizon. Hace una semana, Financial Times mecionaba a BlackRock y decía que estaba listo para tomar una participación del 10% mientras que ISP estaba dispuesto a vender un 20%.  Hoy las acciones de la entidad italiana ceden un 1,4% como lo hace el resto del sector financiero en Europa.  Sus títulos en los 2,51 eruos.

La farmacéutica suiza, Roche, ha anunciado la compra de parte de Foundation Medicine por 2.400 millones de dólares. Se trata de una farma norteamericana que desarrolla tecnología de diagnóstico para el cáncer.