Los pedidos de bienes duraderos de EE.UU. han sido peores de lo esperado y, es que, “parece que la economía americana se está alineando para la recuperación, pero no termina de recuperarse. Por lo que veremos un año con volatilidad”, indica Ignacio Rodríguez, director general de de M&G Investment.

Bruselas no parece partidaria de suavizar las exigencias de reducción del déficit de España al 4,4% este año. “La clave es hacerlo sin meternos en una recesión más fuerte de la que estamos. Aquí la clave pasará por el BCE y porque el Gobierno pueda negociar con Bruselas porque parece complicado cumplir sin un ajuste muy grande”.

“La ruptura del euro es algo posible pero no probable, por el coste tan alto que supondría para las economías periféricas y también para el núcleo duro, como Alemania, Francia y Holanda”, dice el experto. Desde M&G creen que “Alemania podría perder un 35% de su PIB si la eurozona se disgregara”.

Grecia no ha hecho los deberes y, probablemente su situación empeore, pero seguirá dentro de la zona euro y se le seguirá rescatando”.

Mañana el BCE reactiva la barra libre de liquidez… “el BCE está haciendo lo mismo que la Fed con el QE o el Banco de Inglaterra, que pusieron dinero en el mercado. El BCE está haciendo lo que tiene que hacer, apoyar a los bancos para que éstos lo traspasen a la sociedad y haya crecimiento”.

No obstante, “el sector bancario está sufriendo y va a seguir haciéndolo. Ahora está más regulado porque les exigen menor capital. Como consecuencia, tendrán menos beneficios. Esto va a seguir así y, si apostamos por algo en banca, es por los grandes, BBVA y Santander, y por bonos con cobertura añadida”.


Declaraciones a Radio Intereconomía