Tenemos en el mercado “movimientos positivos peor leves pues ya se había posicionado para una victoria de Obama, el dólar perdiendo algo de terreno – pues Romney se había opuesto a la política de Bernanke- pero todavía hay mucha incertidumbre sobre cómo se gestionará el precipicio fiscal”, afirma Roberto Ruiz Scholtes, de UBS Wealth Management.
Tenemos la cámara de representantes en manos de los republicanos pero “las negociaciones serán duras, las noticias contradictorias y esto puede introducir volatilidad en los mercados”.

En cualquier caso, en las últimas semanas hemos tenido noticias positivas que muestran cómo se va consolidando la economía “y eso es probablemente la principal razón del rebote en los últimos años”, explica en Radio intereconomía. Eso sí, España es la excepción pues “aquí la desaceleración se notará por la subida del IVA y tendremos que estar atentos a ver qué dice mañana el BCE”.

Estamos en una situación en la que “las fuentes de rentabilidad se van agotando, la relación accionista-bonista es más favorable para el primero pero no daremos al paso hasta que no sepamos qué pasos se darán en Estaos Unidos”, concluye.