Las medidas anunciadas por el BCE también han hecho efecto en los indicadores de riesgo españoles. La prima de riesgo se sitúa en niveles mínimos de 4 años y la rentabilidad de los bonos española cae por debajo de la italiana.



La prima de riesgo española comenzó a bajar ayer por la tarde después de que el BCE anunciara medidas extraordinarias para evitar la deflación y, de paso, ayudar a la activación de la economía comunitaria. La bajada de tipos al 0,15%, el paso a negativo de la tasa de depósitos en el BCE (-0,10%), dos líneas de inyección de liquidez a los bancos por valor de 400.000 millones y la compra de bonos a empresas vía ABS y MRS convencieron al mercado al unísono.

Ahora bien, aunque la euforia de los mercados de renta variable terminó serenándose, no lo hizo así la del mercado de deuda, donde las rentabilidades de los bonos y los indicadores de riesgo siguen descendiendo fuertemente.

Ayer por la tarde, de un plumazo, la prima de riesgo española se colocó en 134 puntos básicos y hoy se sitúa en mínimos de mayo de 2010 en los 1,31 puntos básicos.

prima de riesgo española


Adicionalmente, la rentabilidad de los bonos españoles a una década también ha descendido, desde el 2,873% al que abría ayer al 2,70% de hoy.

rentabilidad bonos


Esta caída del coste de financiación pública española es lógica al empujar el BCE a los bancos a compra de deuda soberana, así como por el apoyo del organismo a la reactivación de la recuperación comunitaria, especialmente de las potencias periféricas en problemas.