La economía francesa y la alemana no están tan mal como se esperaba, ha conseguido sorprender “pero aun así sigue habiendo una desaceleración de los datos respecto a trimestres anteriores”.
La noticia es positiva pero también se va viendo cómo la crisis del resto de Europa “sigue afectando a las dos principales potencias”.

En el resto de la sesión, hoy es de los días más importantes pues tenemos los datos de la Eurozona y algunas referencias en Alemania y Estados Unidos que podrían servir de guía a la sesión. A pesar de eso, la vista sigue puesta en el BCE, gobierno italiano y español y seguimos viendo una inactividad por parte del banco central, con lo que se relajan las expectativas de ayudas a España.