Estefanía Ponte, directora de Análisis de Cortal Consors, asegura que China se está ralentizando, que Europa no pisa el acelerador en unas medidas que son necesarias y que la reacción de los bonos a 30 años americanos está siendo más que positiva.


En declaraciones a Radio Intereconomía, Estefanía Ponte asegura que 'la clave está en qué va a hacer la eurozona y si se va a avanzar tal y como se les pidió ayer desde el G20. No queremos barajar ese escenario de recesión y pensar que todavía seguiremos sólo en un bache, pero esperemos que vuelva la confianza a las economías y Europa resurja tal y como hizo al principio de año.'

'El problema que estamos viendo en la eurozona, se vuelve a ver en el G20: las soluciones se aplazan hasta el mes siguiente. Aunque es cierto que diferentes líderes están presionando a la eurozona y hablan de la necesidad de que se apruebe el 15 de octubre el fondo de rescate, luego la esperanza es que Europa vea la presión.'

Mientras tanto, los emergentes aumentan fuertemente su papel internacional. 'En Latinoamérica pueden tirar de la economía, donde se ve cierta ralentización es en China con un menor dinamismo de su economía.'

Además, la estrecha relación entre China y Estados Unidos no pasaría por una mayor debililidad del gigante asiático para que Washington aumente sus exportaciones. Sostiene Ponte que ambos países 'siempre andan con la misma historia en tema de tipo de cambio y es cierto que la solución a la crisis americana no pasa porque China devalúe su moneda.'

Y a dos días de que la FED anunciara el retorno a la denominada 'Operación Twist', la analista asegura que 'el ‘efecto’ empezó a descontarse ya antes de que se anunciara la medida y la reacción del 10-30 americano ha comenzado a caer de forma espectacular. Esperemos que la curva no empiece a aplanarse o a invertirse porque ahí sí que estaría adelantando una situación muy crítica.'