Caja Mediterráneo ha lanzado un seguro de protección de alquileres que incluye cobertura ante impagos y defensa jurídica, según informaron hoy en un comunicado fuentes de la entidad financiera. El seguro, según precisaron las mismas fuentes, tiene por objeto "resarcir los gastos y perjuicios económicos, materiales y de defensa jurídica que puedan plantearse al arrendador de la vivienda".


Así, va dirigido a todos aquellos clientes que dispongan de viviendas que deseen destinar a régimen de alquiler y que, gracias a este producto, pueden incrementar su confianza a la hora de arrendar su propiedad a desconocidos".

El Seguro de Protección de Alquileres Mediterráneo incluye coberturas por el impago de las rentas; cobertura por actos vandálicos, referidos a los deterioros y/o robos que afecten a la vivienda asegurada causados por el inquilino tras su desalojo o marcha de la vivienda; así como gastos de defensa jurídica, tanto extrajudiciales como por vía judicial, que puedan derivarse por impago del alquiler y daños causados por el inquilino en la vivienda arrendada.

Con la contratación de este producto el arrendador se asegura su protección ante posibles impagos del inquilino y cuenta con la tranquilidad de tener cubierta la defensa jurídica en caso de desahucio, según indicaron las mismas fuentes.