El paquete de voz y datos a una velocidad media (entre 2 Megas y 10 Megas), la modalidad de banda ancha más demandada en España, es un 10,9% más barata en nuestro país con respecto a la media de las mejores ofertas de la Unión Europea. En concreto, esta modalidad se puede contratar en España por 30,3 euros ajustados por paridad de poder adquisitivo (PPP), mientras que la media de las mejores ofertas europeas es de 34 euros, según los datos de la tercera comparativa de precios de banda ancha publicada por la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) y referida al primer semestre de 2008.
Aún así, la CMT subraya que en España se han apreciado caídas en los precios de todas las modalidades de voz y banda ancha respecto al semestre anterior, "aunque estos descensos son más pronunciados en los países de la UE". En cuanto a las velocidades más altas (a partir de 10 Megas), a pesar de que la mejor oferta que se encuentra en España ha bajado un 13% en su precio respecto al anterior semestre, esta modalidad es un 2% más cara comparada con la media de las mejores ofertas de la UE (35,6 euros en España frente a 34,9 euros en la UE). Por su parte, los paquetes con velocidades más bajas, que se han rebajado un 11% en España, son un 8,7% más caros que la media europea. Así, en España se puede encontrar esta modalidad por 32,4 euros, frente a los 29,9 euros de la media europea. TELEFÓNICA, EL EX MONOPOLIO CON LAS OFERTAS MÁS CARAS. En cuanto al operador histórico, Telefónica, la CMT destaca que sus ofertas son más caras en todas las modalidades comparadas con la media de los antiguos monopolios de la UE (Deutsche Telekom, France Télécom, Telecom Italia, BT o KPN), a pesar de haber rebajado el precio de sus ofertas de 1 Mega (tanto en el paquete de banda ancha y voz, como en el de sólo banda ancha). Así, el paquete de voz y datos con velocidad media -de 2 Megas a 10 Megas- de Telefónica es un 36,9% más caro (51,9 euros en España frente a 37,9 euros de la media europea); el paquete de velocidad baja es un 25,3% más elevado (36,7 euros por 29,3 euros); mientras que el paquete con velocidades más altas es el que presenta una mayor brecha respecto a la UE (63,7 euros en España frente a 41,2 euros en la UE), con un 54,6% más caro. El objetivo del informe de la CMT, que tiene en cuenta no sólo los precios de los servicios sino el nivel de poder adquisitivo de los diferentes países, es comparar el coste en que incurren los consumidores españoles y europeos para acceder a la banda ancha. El regulador compara la oferta con menor precio que se puede encontrar en España ('best entry offer') con la media de las mejores ofertas de la UE-27. Las ofertas se dividen en tres velocidades: baja (hasta 2 Megas, no incluidos), media (de 2 Megas hasta 10 Megas, no incluidos) y alta (a partir de 10 Megas). A su vez se analizan ofertas empaquetadas (voz y banda ancha) y las que sólo dan servicios de banda ancha. Se dividen asimismo, las ofertas del operador histórico y la de todos los operadores, y los precios se expresan en euros y en euros PPP.