Indra finalizó la sesión del martes con un fuerte rebote que le llevó a salvar la parte baja del canal bajista en el que se mueve el valor y que sigue sin escapar de él.
 
Indra cerró ayer con una subida superior al 5% que le posibilitó salvar los 8 euros y no perforar la parte baja del canal en el que se mueve. Sin embargo, el precio sigue enzarzado en este canal que le lastra la cotización desde los máximos de noviembre. Por culpa de él Indra ya ha perdido un 15% en los dos últimos meses y, mientras no supere los 9 euros (parte alta del canal y retroceso de Fibonacci del 61,8%).

Por abajo Indra corre el riesgo de terminar de cerrar el hueco que mantiene abierto desde comienzos de 2015 entre los 7,82 y los 8,20 euros. De hecho, la extensión del canal invita a que la veamos en esos niveles, o incluso en mínimos del año pasado 7,60 euros.

indra

Los indicadores técnicos Premium nos siguen advirtiendo que, pese al rebote de ayer, el aspecto de Indra sigue siendo muy bajista, pues la media de 200 sesiones (9,82 euros) se sitúa bastante por encima de la de 40 (9,20 euros) y del precio actual. Sólo cuenta con el aumento de volumen a largo plazo. 

indra

Según la última comunicación a la CNMV, Indra sería una de las acciones del Ibex 35 más acosadas por los bajistas. A 8 de enero los cortos tenían entre sus manos un 10,75% del capital de la tecnológica, sin embargo, la fuerte subida de ayer, que no se produjo al calor de ninguna novedad en su negocio, pudo conllevar el barrido de algunos de estos cortos. (Ver: Compañías que podrían rebotar por cierre de cortos)