El Ibex35 encara la última sesión de junio con caídas después de conseguir marcar ayer máximo anual. ¿Se irá a los 10.000 puntos? Parece “complicado” a juicio de Julián Coca, gestor de renta variable de Inversis Banco. Y es que “aunque el Ibex puede llegar a niveles más altos de los actuales, por su composición no irá mucho más allá”. Coca recuerda que Telefónica y Santander “suponen el 50% del selectivo español y fue la ruptura de sus resistencias lo que provocó el fuerte tirón alcista de la sesión de ayer”. Por ello “aunque no terminarán de caer mucho, tampoco tendrán mucho recorrido en el corto plazo”.
Las compañías que logran salvarse de la ‘quema’ en la apertura son las del sector energético. Subida que se produce “al calor de la revalorización del crudo”. Coca recuerda que ayer hubo una fuerte subida en las commodities derivado de “un incremento en la demanda de EEUU – buena noticia para las energéticas pues le da más visibilidad a sus negocios- y un ataque a una refinería en Nigeria”. Un acto que “no deja de ser una anéctota en el mercado pero que provoca que el inversor salga a comprar compañías beneficiadas por esta subida”. Compañías como petroleras y compañías de energías renovables.

El gestor de Inversis Banco reconoce que en el largo plazo este tipo de compañías son una buena opción pero “en el corto plazo lo evitaríamos”. Recuerda que hoy tenemos noticias negativas en Gamesa, como es la caída de los pedidos de aerogeneradores en torno a un 15% en el año. Aunque “la subida de los precios del crudo les beneficia, es cierto que el negocio se puede ver afectado si los clientes no llevan a cabo nuevos proyectos”. Y como en Gamesa, “Abengoa no podrá vender energía”. Sin embargo, sería Ibedrola Renovables la que tendría en cartera pues “tiene capacidad instalada, muy diversificada y, por tanto menos expuesta al ciclo”.

Sin salir del sector y mirando hacia otro negocio, el eléctrico hoy Endesa celebra su primera junta de accionistas con Enel en el consejo. Coca indica que dentro del sector “habría alguna apuesta mejor teniendo en cuenta que tenemos el sector infraponderado por su alto endeudamiento, emisiones de bonos….” Si tuviera que entrar en alguna escogería REE y Enagás. Opciones a tener en cuenta “sobre todo por sus dividendos”.

Su recomendación para encarar la segunda parte del año es “quedarnos tranquilos con la cartera”. No sería de extrañar ver al mercado moverse en los niveles actuales – los 880-950 puntos del S&P – pues “no tenemos muchos catalizadores económicos y según vayamos viendo los resultados del segundo trimestre, veremos nuevas caídas que supondrán una criba en aquellos sectores que han subido simplemente por moda”, concluye.