Los títulos de la aerolínea sufrieron la semana pasada un aterrizaje forzoso. Los inversores e vieron obligados a abandonar el valor a marchas forzadas por miedo a que el profit warning de Lufthansa fuera contagioso.



IAG cerró la semana pasada con el cartel de farolillo rojo del Ibex 35 colgado del cuello. La aerolínea sufrió un descalabro del 8% por culpa del profit warning de su competidora alemana Lufthansa. El miedo al contagio de esta situación a la aerolínea hispano británica llevó a los inversores a abandonar el valor y dejarlo en una situación técnica de corto plazo comprometida. De hecho, las caídas de la semana pasada le llevaron a entrar en terreno negativo en el año (pierde un 1,65%). Además, llevó al traste las intenciones de la acción de romper la directriz bajista que sepultaba el valor desde febrero. Recordemos que a principios de ese mes IAG atacó dicha directriz al romper los 5,20 euros, pero tras las caídas indiscriminadas de la semana pasada, se ha vuelto a meter por debajo.

A corto plazo no podemos descartar un movimiento de rebote por efecto técnico pero mientras no supere los 5,20 euros, la acción seguirá condicionada por la directriz bajista. Encuentra soporte en los 4,60 euros y, más abajo, en los mínimos anuales en los 4,41 euros.

iag


Nuestros indicadores técnicos premium alertan de que ha entrado en un momento técnico lento, aunque la tendencia de medio y largo plazo continúa siendo alcista.

Apúntese a nuestras
iag indicadores tecnico