Hombre, con indemnización por despido y entre 35 y 50 años, es el perfil actualizado del franquiciado español en el actual entorno de crisis económica, que ha provocado un considerable incremento de emprendedores en busca de un trabajo para autoemplearse, según los datos recopilados por la empresa Expansion Channel.
En concreto, el 80,43% de los de los solicitantes de franquicias de servicios tienen en la actualidad un perfil adecuado al autoempleo, un 52% más que hace un año.

Según el estudio, este fenómeno se ha dejado notar especialmente en el sector 'retail', donde el perfil del autoempleado se ha duplicado este año.

En concreto, el 66% de las personas que han seguido todo el proceso para convertirse en franquiciados de un negocio dentro del sector 'retail' contaba mayoritariamente con un perfil de autoempleado, frente al 26% que respondía a las características de un inversor gestor.

Asimismo, según el informe, los profesionales con una larga trayectoria laboral a sus espaldas y recientemente despedidos de sus puestos de trabajo han sustituido este año a aquellos inversores de franquicia que compaginaban su trabajo actual con alguno propio o familiar.

Respecto a las características de los actuales franquiciados, el 65% que entra en un proceso de selección es hombre, aumentando esta cifra con respecto a años anteriores, cuando las mujeres que se reincorporaban al trabajo a través de un negocio franquiciado representaban entre un 35 y un 40% de los nuevos franquiciados.