Diego Herrero, subdtor. De inversiones de Gestifonsa justifica las alzas de Europa y del Ibex35 -recupera cerca de un 5% en los primeros minutos de negociación- por las subidas con las que cerró el viernes Wall Street y, en particular, por los “planes que está empezando ya a descifrar Obama, quien comenta que las automovilísticas son la espina dorsal de la industria y por tanto no deben dejar que lleguen a la quiebra”, recuerda Herrero. Este experto asegura que “iremos conociendo noticias positivas a lo largo de las próximas sesiones, que ya se está reflejando en un mejor tono de las bolsas”.
Respecto al plan de estímulo de infraestructuras anunciado por el presidente electo de EEUU para crear cerca de 2,5 millones de empleos y que supondría el mayor aplicado en la historia de este país, Diego Herrero considera que “hay una grandísima diferencia entre las inmobiliarias y constructoras americanas y españolas. La construcción en EEUU ha tenido un ajuste de precios fortísimo en el último año y medio y en España la situación es distinta. El ajuste de precios no se ha producido. Sin embargo, el plan anunciado por Obama está provocando una efecto contagio. El plan es muy bueno y provocará, a futuro, muchos empleos y confianza en que este sector tenga un final feliz, aunque sea largo en el tiempo”.

El subdtor. De inversiones de Gestifonsa cree que las bolsas lograrán cerrar a estos niveles porque “además de las subidas fuertes de Wall Street –el viernes-, los futuros también vienen fuertes(…).” Sin embargo, este experto se muestra más prudente cuando tiene que hacer un pronóstico más a largo plazo y asegura que “las incertidumbres, a pesar de todas las ayudas que estamos viendo y comentarios de diferentes dirigentes(…) siguen presentes y el futuro sigue siendo complicado. Seguimos teniendo poca liquidez en los mercados y eso se debe corregir. Creemos que el comienzo del año que viene será complicado y quizá a mediados de 2009 empecemos a ver la luz a final del túnel.

Diego Herrero cree que “los defensores defensivos deben estar fuera de mercado, mientras que los inversores más arriesgados tendrían que ir haciendo cartera de cara al medio y largo plazo”. Este experto prefiere España a Europa y prefiere los grandes valores a los pequeños “porque los blue chips tienen los mejores comportamientos. Además, -continúa- tenemos la mejor teleco, tenemos los mejores bancos, tenemos a Repsol que es un caramelo y a Iberdrola, que tiene unos activos espectaculares y tiene que ser ganadora en todo el proceso posible de integración”, concluye.