El Ibex35 finaliza la primera sesión de la semana con una penalización de más del 3% hasta los 9.993 puntos. Una caída que tuvo al sector financiero como protagonista – con el permiso de Repsol- en una sesión en la que el euro cerró en los 1.1932 dólares y la prima de riesgo subió hasta los 105 puntos básicos. 

Sin ninguna compasión. A pesar de las dudas con las que los mercados iniciaron la sesión, no han dudado en darse la vuelta al calor de la inestabilidad que ha vuelto a insuflar Grecia ante las próximas elecciones. La guerra de declaraciones que se ha vertido entre el ejecutivo de Angela Merkel y el gobierno heleno, no ha hecho más que incrementar los temores a una posible expulsión de Grecia de la región del euro. La bolsa de Atenas perdió más del 5.6% en la sesión en la que le siguieron el resto de plazas del viejo continente.

De hecho, el DAX descontó más de dos puntos porcentuales en tanto que el Eurostoxx50 perdió más de un 3% en la sesión. Por otra parte, el Ibex35 cedió más del 3.45%, con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 9.993 puntos.

La banca, protagonista

Una penalización que tuvo a la banca como protagonista. Caixabank perdió más del 5.2% - hasta los 4.2720 euros. Banco Popular perdió un 4.8% hasta los 4.2100 euros en tanto que las acciones de Bankinter y Sabadell descontaron más del 4%, con lo que mañana comenzarán a cotizar desde los 6.5940 euros y 2.2000 euros, respectivamente. También con pérdidas cerraron las acciones de BBVA – con pérdidas de más del 4%- en tanto que los títulos de Santander perdieron más de cuatro puntos porcentuales, con lo que mañana arrancarán la sesión desde los 6.7100 euros.

El resto de pesos pesados también cerraron en negativo. Telefónica cede un 3.3% - hasta los 11.4850 euros – en tanto que las acciones de Iberdrola cerraron en los 5.4950 euros tras perder más del 1.80%. Inditex terminó la sesión en los 22.9800 euros tras ceder más del 3.38%.

En positivo tan sólo una compañía: IAG. La aerolínea subió más del 1.45%, con lo que mañana arrancará desde los 6.3040 euros por acción. Por su parte, Jazztel cerró plana en los 12.5850 euros por acción. Si quieres que te avisemos cuando estos valores cambien de fase del ciclo bursátil, pincha aquí.

Pero no todo es Grecia por lo que bajamos. “No olvidemos que Wall Street está en plena corrección, desde hace unos días, y esto nos influye mucho también. Europa tiene muy poca personalidad en cuanto a bolsas y depende mucho de EEUU”, reconoce José Luis Cárpatos, analista independiente. Algunos analistas están lanzando algunas advertencias de medio plazo. “Como por ejemplo el tremendo nivel de endeudamiento que hay en el mercado, y eso históricamente no es nada bueno”. Pero lo que más está asustando hoy a los parroquianos es un comentario de Goldman. Ni más ni menos está toda la mañana comentando que su indicador de sentimiento le augura que todo este mes no va a ser bueno. En este gráfico lo pueden ver:

Sentimiento de USA


Uno de los protagonistas de la bolsa española volvió a ser el MAB. Hoy volvieron a cotizar las acciones de Carbures después de que PwC emitiera su informe sobre la compañía y ésta anunciara pérdidas de 6 millones en el primer semestre, frente al beneficio de 11.4 millone anunciado previamente. La compañía cerró con una penalización de más del 66% que le llevó a los 1.80 euros.