Se avecina un aumento del precio del dinero en Europa y los pescadores de oportunidades de inversión quieren proteger sus capitales antes de que la marea de tipos suba y los sucumba. Ante este panorama, los fondos de bonos convertibles aparecen en el horizonte, como refugio y maná de rentabilidades.

Las compañías cotizadas, cual sirena, emiten el canto cautivador de los bonos convertibles, atrayendo el capital de los inversores ante la amenaza de subida de tipos en Europa. Esta deuda, instrumentalizada a través de fondos, sirve de refugio. Así lo considera Celine Guiffard, analista de Selfbank, quien afirma que “protegen, en cierta medida, las carteras contra un posible incremento de los tipos de interés debido al efecto amortiguador de la opción”. La razón es que, “por un lado, el aumento de los tipos puede tener un efecto negativo sobre el componente de deuda en el bono convertible pero, por otra parte, tiene un impacto positivo sobre la parte de la opción sobre la acción que subyace al bono”. Si bien, según Olivier Govaerts, Analista de fondos en SYZ Asset Management, “cualquier momento es bueno como activo diversificador”.

Ante un inminente aumento de los tipos en Europa, "conviene mirar a bonos convertibles a corto plazo o inferiores a dos años", afirma Sara Pérez Frutos, directora general de Dracon Partners EAFI.

Pero no sólo en su atracción se asemejan a las sirenas, también en su carácter híbrido entre renta fija (bono) y renta variable (convertible en acciones), que ofrece una menor correlación con los activos cotizados, reduciendo la volatilidad y permitiendo una exposición defensiva a éstos. De hecho, “los bonos convertibles se comportan como bonos en los mercados bajistas y como la renta variable en los mercados alcistas”, explica Olivier Govaerts. Así pues, Beatriz Franganillo, socia estrategia patrimonial de Capitalia Familiar EAFI, detalla que el valor de los bonos convertibles SUBE cuando:
 
Precio de la acción:SUBE
Volatilidad:SUBE
El plazo hasta vencimiento de la opción de conversión (valor temporal):SUBE
Diferenciales de crédito:BAJAN
Tipos de interés:BAJAN
Costes financieros:BAJAN
Dividendos:BAJAN
Riesgo del emisor:BAJA

Además, Mark Cecile, socio fundador de Jabre Capital Partners, valora que “la deuda convertible sigue relativamente barata frente a acciones y atractiva en un entorno propicio a activos de riesgo. Actualmente la rentabilidad de los cupones es del 3% al 4%, a lo que cabe añadir revalorización, para una rentabilidad total superior a lo largo de todo el ciclo económico”.

FONDOS DE CONVERTIBLES RECOMENDADOS:

Dentro del grupo de los fondos convertibles la recomendación de Capitalia Familiar EAFI pasa por el Ferox Salar Fund, “fondo con un delta baja (30% de media), cartera poco expuesta a la periferia europea, que, sin embargo, aprovecha las ineficiencias de mercados como el asiático y tiene facilidad para encontrar oportunidades en emisiones relativamente pequeñas, en torno a 200-400 millones de dólares

En Selfbank aconsejan el Oddo Convertibles A (este fondo tuvo un 2009 envidiable con una rentabilidad del 25,85% y en un entorno de tipos bajos y, en lo que va de año acumula un 3,68%); el M&G Global Convertibles (compuesto por una cartera 100% en euros, acumula un 2,56% de rentabilidad hasta abril) y el Parvest Convertible Bond Europe Small and Mid Cap (es el que mejor marcha lleva de los tres, con una rentabilidad a abril del 3,80%, granjeada con una cartera invertida totalmente en la zona euro y en compañías de mediana y pequeña capitalización de bienes industriales).

Desde SYZ Asset Management apuestan por el fondo Oyster Global Convertibles, debido a que “tiene un enfoque diferente hacia lo convertibles pues solo invierte en bonos que se estén vendiendo cerca de su valor de bono, por lo que proporciona más protección frente a las caídas que la mayoría de los fondos que invierten en esta misma clase de activo”.

MEJORES FONDOS CONVERTIBLES A 3 AÑOS:  Fuente: Morningstar