Alicia Jiménez, Directora de análisis de Selftrade considera que se sigue reforzando la idea de apostar por Europa porque tiene compañías que están más baratas. España se ve con cierto recelo por la alta volatilidad e inestabilidad que existe como consecuencia de las últimas caídas que sufrió el sector inmobiliario.
Mañana es festivo, tenemos operaciones importantes para Telefónica que se había visto en una encrucijada después de haber apoyado en la OPA de Sonae sobre Portugal Telecom que salió mal y al final a un precio muy razonable ha sido Telefónica con un consorcio italiano la que se establece como principal accionista de esta compañía. El precio es bueno, no es caro. Había mucho temor de que pagara más de 3 euros por acción de Telecom Italia y está pagando un precio inferior al de mercado, le sitúa muy bien para llevarse bien con la operadora italiana. Por otro lado tenemos la operación de BSCH sobre ABC con una clara posibilidad de que sea hostil y han dicho que la operación se llevará a cabo sea como sea. Es un foco de inestabilidad al margen de lo que ocurra con el mercado. España está siendo mirada con celo por el riesgo que existe como consecuencia de las últimas caídas que se han visto en el sector inmobiliario. La recomendación de mirar a Europa se sigue reforzando porque hay oportunidades más baratas.