Wall Street abre en positivo y el índice Dow Jones sube en una jornada en la que se espera la confirmación por parte del gobierno del rescate para el sector automovilístico. En opinión de Juan Carlos Castillo Montero, director de análisis de Capital Bolsa, “la aprobación de este plan no es sólo buena para este sector, sino también para el resto que están en esa misma línea y que van a pedir ese mismo plan de rescate en los próximos trimestres”. Además, señala que “el mercado tiene ganas de subir, también hay dinero que quiere entrar en el mercado en esta última parte del año y el mercado en cuanto tiene la menor excusa va a subir”.
Además, Juan Carlos Castillo Montero cree respecto a la aprobación de estos planes “es intervencionismo estatal” por lo que “este tipo de inyecciones de liquidez, son básicamente pasar del dinero del consumidor a dárselo a un sector” y “no es fácil para los gobiernos adoptar estas medidas en las que una industria se llevará el dinero de los contribuyentes”. No obstante, señala que “no es fácil para los gobiernos a nivel general, ya que supone que una industria va a retraer el recurso de los contribuyentes”, por lo que asegura que “se tienen que mirar los pros y los contras –en este caso era evidente que había un riesgo de la destrucción de casi 3 millones de trabajadores- por lo que era demasiado importante como para dejarlos caer”.

En relación a los nuevos despidos por parte de Kodak y Nike, el director de análisis de Capital Bolsa cree que “estamos en la primera fase del traslado de esta crisis financiera a la economía real”. “Tendría cuatro fases y sólo hemos cubierto la primera”, apunta el experto quien ñade que para el 2009 “quedaría una extensión de los problemas del sector financiero y constructor”, “las estimaciones pueden dar pérdidas en sectores que no están relacionados directamente con al crisis crediticia”. Respecto al anuncio en el día de ayer por parte del FMI en el que decía que hasta principios de 2010 no comenzaría la recuperación, el experto señala que “las incertidumbres son demasiado elevadas para que cualquier previsión de este tipo tenga cierta solidez”, ya que advierte que “hasta hace bien poco los organismos oficiales hablaban de que habría crecimientos planos pero no entraríamos en una recesión prolongada”. Por lo que añade que “la magnitud de la crisis va a depender de la actitud de los consumidores”.

Frente a la corriente generalizada que señala que los precios del petróleo seguirán bajando el próximo año, el experto dice que “es posible, pero añade que el problema de estas estimaciones es que por debajo de 40 o 50 dólares no son rentables para los nuevos descubrimientos” y es que “los costes medios son de 60 dólares en los nuevos descubrimientos. Sus previsiones respecto a los precios del petróleo, por lo tanto, pasan por que “están cerca de tocar suelo”, además señala que “veremos en 2009 precios por encima de los 70 dólares el barril y toda empresa petrolera que tenga reservas importantes se va a ver beneficiada”.

Respecto a las recomendaciones, Juan Carlos Castillo Montero señala que “somos alcistas en lo que queda de año y principios del 2009” por lo que “apostamos por entrar en el mercado”, “el escenario que planteamos es un rebote que seguirá consistente en estas próximas semanas para luego tener de nuevo un movimiento a la baja que previsiblemente romperá los mínimos anteriores”, añade. Para el que quiera invertir a largo plazo, el experto apuesta por “entrar en petróleo, en oro, en las comodities agroalimentarias y bueno también -asegura- hay ofertas de activos que van a hacerlo bien en los próximos años”.