Da la sensación de que estamos evitando el titular: "España es rescatada" pero dejémonos de este tipo de matices porque "desde 2010, de un modo práctico, España está intervenida como lo están Italia o Estados Unidos, que han recibido ayudas de los bancos centrales", explica David Cano, de Afinet Global.

Si fuera comisario europeo trataría de que los países muestren señales de mayor coordinación pues “lo que más agobia a los mercados es que no terminamos de ver intereses comunes”, explica David Cano, socio de Afinet Global. Este experto trataría de convencer al BCE - o dejarle actuar- para que “frene el deterioro de la situación de los mercados financieros y tratar de flexibilizar el ESM, que nacerá en julio, pero tenemos la capacidad de que sea un vehículo más eficaz para resolver el problema de la solvencia en las entidades financieras”. Hay herramientas para solucionarlo y sobre todo, necesitamos una solución única.

Sólo con el rumor de que el BCE está actuando ya consigue relajaciones de los tipos de interés, ¡qué no conseguirán si compran!. En ese sentido, “no hay duda sobre la capacidad de actuación de la entidad monetaria”.
Pero ¿qué miedos hay respecto a que la entidad actúe? Canoa admite que son muchos los miedos. “Los más ortodoxos dicen que un Banco Central no está para solventar los problemas de liquidez, sino sólo para controlar la inflación, pero además está que funcione el mercado interbancario y que además el funcionamiento de las entidades financieras sea el correcto”. El sistema bancario no está en la situación que nos gustaría. Respecto a la inflación, “hoy no supone un problema, el riesgo es la deflación pues la situación económica es muy negativa. Si los gobiernos no estuvieran haciendo nada por reducir el déficit público, sería comprensible que no nos echaran una mano pero no se puede decir que España no esté haciendo esfuerzos por reducir el déficit público”.

"Alemania quiere que resuelvas tus problemas como han hecho ellos"

Alemania tiene la teoría de que si tienes un problema, resuélvelo tú como él lo ha hecho. Dice que no sea un mecanismo europeo el que inyecte sobre los bancos sino el propio gobierno. “Da la sensación de que no queremos ver el titular de que España es rescatada pero dejémonos de este tipo de matices porque la situación es la que es. Ser intervenido es que una entidad supranacional compre la deuda y desde fuera se dirijan las políticas. Desde 2010, España está intervenida. Al igual que Italia o Estados Unidos, que han recibido inyecciones de los bancos centrales”. Hasta ahora Alemania ha crecido por su sector exterior, no es la locomotora, y si para ello tienen que subir los salarios y nosotros nos lo bajamos, ya reducimos la diferencia de competitividad que hay entre ambos países, explica este experto en Radio Intereconomia.

Además la flexibilidad del mercado laboral alemán ha sido importante. “La población activa no ha crecido en los últimos años. Por mucho que Alemania haya mostrado insensibilidad a un euro sobrevalorado, no será insensible a un deterioro del resto de Europa. De eso no cabe duda. Igual este año no crece más del 1%. Eso es lo que tiene que ver el BCE, que el conjunto de la zona Euro está en recesión”.

Se está sobredotando al sistema financiero

Si echamos la vista atrás había 60 entidades hace tres años, ahora no queda ninguna. Vamos a un mapa bancario con un reducido número de entidades. “Estamos sobredotando al sistema financiero, tendremos más entidades con un balance saneado, pero hay tantas provisiones que hacer que se dificulta la concesión de crédito. Lo que se pide es lo que hicieron los alemanes, británicos o estadounidenses en 2008”.