Creo que sigue con las tónicas de los últimos días. Se mantiene sostenible en el tiempo. Los beneficios empresariales siguen siendo positivos. La sensación es de que los tipos de interés han corregido lo necesario en los últimos tiempos.
 
Nosotros diríamos que el objetivo de medio plazo es que el euro-dólar se acerque a la paridad. No es tanto una debilidad del euro sino de que el dólar tenga un comportamiento diferente con respecto al resto de divisas. Síntoma de que la economía siga fuerte.

Es probable que Mediaset siga al alza mientras siga el ruido de Vivendi. Esto sostiene valoraciones altas en el tiempo.

Tenemos bancos en cartera. Los tipos más altos favorece la idea de que el margen de intermediación se mejore. En este sentido, tenemos Santander que ya ha pasado lo peor de Latinoamérica. Es uno de los valores en los que confiamos en 2017.

Hay que modificar la renta fija de cartera. Hay que tener duraciones más cortas. Luego, primar posiciones de liquidez y un tercero sería buscar protección frente a la inflación. No hay que prescindir de renta fija porque las carteras más conservadoras van a tener este tipo de activos.

Declaraciones a Radio Intereconomía