Es posible que estemos en el inicio de una crisis por el pinchazo de la burbuja inmobiliaria y seguramente es un reflejo de que no hay que esta ni en constructoras ni inmobiliarias. Pensar que si el Ibex ha liderado y ha sido el primero que hacía los movimientos en el conjunto de Europa y no ha podido con los 15.000 puntos empezaríamos a hablar de otra cosa. Hay que tener en cuenta que es el único índice divergente con respecto a unos índices alcistas y es probable que en el corto plazo tiene a corregirse. La cotización de ABN todavía no refleja los 39 euros de la oferta del consorcio de Royal Bank of Scotland, BSCH y Fortis pero parece que será una nueva batalla que comience a desencadenarse en el sector financiero y asegurador.