De nuevo pendientes de la colocación de bonos de Italia, en medio de tensiones “lógicas con la que está cayendo”, reconoce Ramón Forcada, director de análisis de Bankinter. Este experto reconoce que la subasta de ayer era de plazos cortos, se colocó bien y “no vimos ventas de bonos italianos, que es bueno”.
Si no hubiera tensiones sería un mundo perfecto y con la que está cayendo lo más normal es que haya tensiones. “La subasta de ayer era en plazos cortos y nosotros no vimos ventas de bonos italianos, que es bueno. Hoy hay bonos largos, que es más difícil de colocar, y la clave está en los bonos italianos”. Forcada no cree que haya problemas, sobre todo a estas tires. “De hecho, nos parece que la burbuja está en el bono alemán, cuando alguien compra a 1.60-1.65% bonos alemanas compra una prima de seguro porque si desaparece el euro le darán marcos pero no están comprando rentabilidad. Nunca la probabilidad de nada de algo es cero. Es más racional comprar bonos italianos o españoles que alemanes”.

La estrategia de inversión que tenemos es que "si vemos bonos español por encima de 5.20-45.30 de tir vuelve a ser una oportunidad, por lo que ahora es una oportunidad". En caso de que haya una desaparición del euro, lo que tengo comprando bonos españoles es una rentabilidad en los próximos diez años y si me reconvierten todo a pesetas tengo denominada la rentabilidad en pesetas. Primero no veo la desaparición del euro, no tiene sentido, y creo que Italia colocará bonos y se irá reconduciendo la situación poco a poco".

Banesto resultados flojos, como tienen que ser, porque el contexto de España es flojo. Lo que “más me preocupa es el tema de las insolvencias, que es el impago incierto, que la provisión del 4.75% por el R.D. NO hay beneficios y es un cierto golpe estético, pero hablamos de bancos que en el peor de los caos no tienen beneficios no es la desaparición del sector como ha ocurrido con las cajas o en otros países”, concluye en Radio Intereconomia.