Efecto de las medidas de la FED, estreno de Enel Green Power y recomendaciones en la economía alemana. Ramón Forcada, director de análisis de Bankinter analiza la actualidad bursátil.

Un día después de que la FED haya anunciado la inyección para reavivar la economía estadounidense, llegan las interpretaciones. Aunque conceptualmente “es lo que se esperaba, hay algunas reservas”, reconcoe Ramón Forcada, director de análisis de Bankinter. Este experto advierte de que “las cantidades son mejores de lo esperado – al final son 850.000-900.000 millones de euros si se cuentan vencimientos e intereses- pero irán destinadas a plazo medio”. Forcada ha admitido en Radio Interconomía que el importe no es el problema “sino que en lo que van a comprar se van a centrar en cinco años, que son tramos cortos, y no es la referencia que toma el mercado inmobiliario para fijar los costes”. Este experto admite que “ayudará poco a las familias y, en definitiva, al sector inmobiliario, que es una de las claves”.

Ese quizás sea el efecto no deseado de las medidas de la FED pues “aunque el efecto inicial sea muy bueno, cuando uno lee la letra pequeña se da cuenta de que está en los tramos medios y eso es menos bueno para la economía”.

En el plano bursátil, sube todo con alguna excepción, como Enel Green Power que ha comenzado a cotizar suavemente en negativo. Los cierres alcistas de Europa muestran un impulso lógico “fruto de la subida inicial de la FED”. Respecto a la OPV de la italiana “pensamos que es un poco cara e incluso después de haberla rebajado”. Forcada considera que el valor tendría que caer todavía entre un 5-6% y eso que han tenido suerte en el día en que las bolsas rebotan “pero tendría cuidado”.

Respecto a las recomendaciones, lo que este experto recomienda es comprar mucho Alemania en Europa y en segunda línea, compañías como Man o Fresenius. Fuera de Europa “hay que centrase en emergentes y en compañías tecnológicas de primera línea como Infosyss”