El Ibex 35 cierra el primer semestre del año –el peor de su historia- con pérdidas superiores al 20%. Los inversores comenzaron la semana con un recorte del 0,36% hasta los 12.046 puntos y con el máximo del crudo como telón de fondo. En opinión de Eduardo Bolinches, director de Bolsacash, “el selectivo mantiene los 12.000 puntos in extremis porque por la mañana parecía que decíamos adiós al 12.000”. Hemos vivido, según este analista “el típico rebote de lunes al que le doy validez para mañana” porque “son rebotes de mercados bajistas de 2 ó 3 días de duración que no llevan a ningún puerto”. Para este experto estos momentos “se usan para vender más arriba o para cerrar posiciones con menos pérdidas que antes”. “Lo veo como un rebote que durará máximo hasta el miércoles y de ahí volveremos a bajar”, resume Bolinches.
Los blue chips salvaron el tipo a excepción de los dos grandes bancos, pero aún así son valores que no resultan atractivos al analista. “No entraría porque cuando toca rebote, obviamente toca a los valores de primera fila no contagiados por el pánico”, pero “BBVA y Santander han seguido a la baja” y “BBVA tiene aún un peor escenario porque sigue bajando en relación al cierre del viernes”. “No ha llegado el momento de entrar ni siquiera en valores bancarios –explica el director de Bolsacash- porque aunque los veamos baratos, BBVA acercándose a 12 euros y Santander que se va a 11 euros, hay que esperar a que apriete el calor porque más adelante, cuando estemos en la playa, será el momento de comprar”. En cuanto a Grifols que fue la compañía que mejor lo hizo hoy, el experto apunta a que “estaba en subida libre la semana pasada e hizo muy bien la ruptura al alza de la resistencia histórica con los 19,50 euros” y “ahora ha ido a testearla, ha rebotado con mucha fuerza” y ”continúa buscando máximos históricos que ya vimos el 25 de junio”, aún así “creo que seguirá subiendo”, mantiene el analista para quien cuando el valor cierre “por debajo de los 19,50 euros habrá que vender”, pero “mientras no pierda ese soporte podemos acompañar al valor en este viaje”. En el lado contrario se situaron Abertis y Cintra, ésta última cotizando incluso por debajo del precio de colocación. Tienen “una tendencia bestialmente bajista”, apunta Bolinches, “se han descolgado mucho”. “Abertis estaba en 21 euros y ha cerrado en 15 y eso clama al cielo” porque “la gente se mete y el rebote no llega”. “Hay que tirar de datos –matiza el experto- para darse cuenta de que tuvo un punto de inflexión en los 15 euros”. Ahora “el soporte fuerte esta en 14,30 euros y estamos ligeramente por encima, sí creo que el rebote es inminente” pero “puede llevar al valor a 16,50 euros y ya”. Con Cintra, explica que vive un “cierre en míminos en 7,12 euros y hay que remitirse a febrero de 2005 para ver cotizaciones en 7 euros”. Podría vivir, según Bolinches, “un rebote de risa, alcanzar un 7,70euros” pero “hay que asumir mucho riesgo para sacar poco”. “Dejemos que corra la sangre y entremos en valores de mayor calidad que no estén con la presión del pánico”, mantiene el analista. En cuanto a OHL que se estrena mañana en el Ibex, el director de Bolsacash recuerda que “el sector de la construcción tiene todas la dosis en el gráfico de mercado bajista, sobre todo desde febrero”. “Hace máximos y mínimos decrecientes” lo que se ajusta a la “definición teórica de tendencia bajista” y dice el refranero que hay que “comprar con el rumor y vender con la noticia”. Además, explica el analista, “un valor cuando entra en el Ibex lo festeja bajando” y esa situación “podría repetirse mañana porque es normal que lo festeje así”. “El soporte bueno por poner uno, lo veo en 18,50 euros, sabiendo que el valor es bajista”. De hecho el experto matiza que “tampoco haría apuestas por él porque es bajista y luchar contra la tendencia nos cuesta mucho dinero”. De cara al inversor, teniendo en cuenta que “los americanos están rebotando y que les puede durar unas 48 horas, habría que apurar e ir cerrando porque la avaricia puede romper el saco”. Según Bolinches, viviremos “dos días de rebote para continuar bajando”. “Si vamos a más largo plazo que creo que es lo normal, tendríamos que plantearnos un escenario de liquidez esperando comprar en niveles más baratos” porque “por desgracia vamos a ver (al mercado) en niveles inferiores a los actuales”