Y atención porque el susto de Grecia le ha costado caro a la prima de riesgo española que sube de una tirada 20 pb y se coloca en el nivel de los 168 puntos básicos. 


Casi lo mismo le ha sucedido al bono español a diez años cuya rentabilidad exigida en el mercado es ahora del 2,988% al borde del 3% de vuelta y borran de un plumazo la labor ardua del empresariado nacional por reflejar una iimagen de tranquilidad en España. Veremos cómo abren mañana.