En esta coyuntura se recomienda comprar en el corto plazo, frente al medio plazo en que no se deben añadir posiciones hasta superar la zona de los 11.500 que, por otra parte, no creo que vaya a superarse. Si se llega, la gente venderá y se generará una nueva opción de compra más abajo.
Recapitulando, la semana pasada con el vencimiento de opciones y futuros recomendábamos vender en el corto plazo puesto que considerábamos que la subida estaba condicionada por ello. Pero nos estamos moviendo en un escenario de máximos y mínimos crecientes que generan una señal de compra en el corto plazo provocada por el suelo tocado. La figura actual es la de cabeza-hombro invertido que es una figura chartista invertida.