En el escenario actual, las referencias de stop pueden elevarse. Por ejemplo, en lo referente al sector de la construcción, se esperan mayores alzas para Ferrovial y los 56,30 podrían ser un buen techo para deshacer las posiciones tomadas.
Seguimos en la tónica de ajuste de las últimas semanas, en que no podemos establecer objetivos sino que debemos seguir los movimientos de los precios. Lo único claro son los niveles que no pueden ser perdidos: los 11.155 puntos en el Ibex constituirían la muestra de la debilidad, siendo los 10.965 la barrera para la confirmación de la presión bajista. Se ve con optimismo el sesgo de trading alcista que va a dominar el mercado a corto plazo, siempre y cuando esos niveles no se pierdan.