“Lo positivo de la bajada de tipos en 75 puntos básicos por parte de la FED es que le da margen para bajar otro cuarto de punto o 50 puntos básicos más”, asegura Boni Aguado, gestor de carteras de Eurodeal. A su juicio, la decisión de la Reserva Federal “puede dar la sensación al mercado de que la situación no es tan peligrosa” y recuerda que, si la rebaja hubiese sido de un 1 por ciento, “podríamos estar pensando que la situación de crisis es peor de lo que se esperaba”. En todo caso, cree que los efectos de esta decisión no se verán hasta dentro de unos meses y eso no consuela mucho a unos mercado que “viven al día”.
Boni Aguado destaca que Iberia -en la que British Airways acaba de elevar su participación del 10 al 13,15 por ciento- es una compañía que funciona bien por fundamentales. Cree que esta noticia hace desaparecer el interés que tenía Caja Madrid porque fuera Luthansa quien tomara una participación y demuestra que la compañía británica está muy interesada en la española. Por lo que toca al sector bancario, este gestor de carteras de Eurodeal entiende que el español es quizá “ de los que menos exposición tienen al tema subprime”. Eso sí, entiende que se ven afectados por el efecto contagio del resto del sector y por la exposición que tienen al otro lado del Atlántico. Así, recomienda cautela pese a observar que Santander y BBVA empiezan a estar bastante castigados, de manera que su recomendación pasa por ser muy selectivos y vigilar si aparecen oportunidades. Aguado justifica el mal tono que muestran los bancos este miércoles por los rumores de que HBOS podría tener problemas de liquidez y presentar malos resultados. Telecinco y recomendaciones Boni Aguado ve detrás de la caída que sufre esta jornada Telecinco el peso de las últimas rebajas de recomendación que han afectado al valor y, sobre todo, la posibilidad de que se vean reducidos sus ingresos publicitarios. En el capítulo de recomendaciones, Aguado apuesta en momentos como el actual por compañías con alta rentabilidad por dividendo, bien gestionadas y con buenos fundamentales. Así, y con la cautela debida ante un mercado tan sensible como el actual, le gusta Iberdrola. Entiende que el sector eléctrico y energético –donde puede haber movimientos a lo largo del año- “quizás sería ahora mismo el sector donde más a gusto nos encontraríamos”.