La sesión ha comenzado tibia “algo muy positivo porque nos seguimos moviendo de forma lateral. Este fin de semana el FMI ha pedido que para la reducción de déficit se tenga en cuenta la capacidad de cada economía para llevarlo cabo”.
Ya veremos cómo se lo toman los políticos de aquí “y estaremos pendientes a ver si tras las elecciones el gobierno pide o no el rescate”, explica Javier Echeguren, gestor de Banif.

En declaraciones a Radio Intereconomia este experto recuerda que hoy vienen los miembros del FMI a ver temas como el rescate de la banca – que han avisado que la unión bancaria no estará disponible hasta 2014 – “lo que implica que la ayuda a los bancos se garantizará directamente por el Estado y computará como más deuda”.

Da la impresión de que en Europa están todos muy de acuerdo: “el presidente del gobierno no quiere pedir el rescate, los alemanes cada vez que se habla de solicitar un rescate le viene mal que se haga y cada vez que hay algún problema o la prima de riesgo se nos va, salen todos haciendo declaraciones de apoyo”. Este experto tiene la impresión de que “si la prima de riesgo vuelve a irse hacia arriba, entre Merkel y Draghi darán palabras y planes de apoyo sobre la mesa, y con ello intentarán relajarla. El rescate no se pedirá a no ser que sea estrictamente necesario. El problema verdadero lo tienen las empresas porque la refinanciación que se hace es a precios muy altos”, concluye.