El tema de Grecia está bastante en precio. “No esperaba que se superara con esta rapidez, sobre todo a raíz de que el mercado lo hiciera muy bien por el BCE pero el mensaje que ha mandado Europa a Grecia es que salir no del euro, es cosa de los griegos”, explica Ramón Forcada, de Bankinter.

Este experto reconoce que la fórmula que se ha adoptado para el QE es que el riesgo de cada compra de bonos la tiene cada banco central, con lo que ellos toman la decisión y es un test estupendo para fortalecer al euro. En definitiva, el mercado lo está haciendo bien por la cantidad de liquidez que va a llegar a las bolsas.

Esta semana tenemos resultados de algunas cotizadas del sector financiero. “YO me fijaría mucho en Sabadell, que publica este jueves, porque ahora es un momento en el que conviene fijarse en compañías beneficiadas por el QE que ha lanzado el BCE. “No es neutral para nadie pero es cierto que hay compañías que se verán más beneficiadas. Sabadell es un banco que no nos gusta especialmente pero de manera transitoria y oportunista, ante los resultados, podría verse beneficiada de una financiación cada vez más barata, su resultado por operaciones financieras se verá beneficiada y no sé hasta dónde puede llegar el bund pero no se quedará ahí, y eso ayuda a la cartera que tiene la entidad”, reconoce en Radio intereconomia. Probablemente el QE le esté favoreciendo. (Vea todos los análisis sobre Banco Sabadell)

Y no es la única. Santander ha resuelto ya su problema de capital. Creo que cuando publique en febrero “también se verá beneficiada su cotización”. REE tiene un apalancamiento elevado y es un clásico del dividendo. Iberdrola también tiene una deuda más o menos elevada pero sobre todo, le está favoreciendo mucho la caída del euro. Especialmente si tenemos en cuenta que más o menos la mitad de su Ebitda depende de mercados no euro y eso debería favorecer su cuenta de resultados. (Vea todos los análisis de Banco Santander)

Sobre el petróleo, esta semana el secretario de la OPEP decía que el barril de crudo había tocado suelo y se podía ver incluso en 200 dólares en los próximos 3-4 años. Forcada reconoce que hay que tomarse un tranquilizante de vez en cuando porque estas declaraciones no son muy profesionales. “EEUU y Arabia Saudí estaban alineados para resolver el mismo asunto pero de forma independiente”. Por ejemplo, la economía estadounidense quería eliminar adversarios políticos por la vía pacífica – como Rusia o Venezuela- pero con un crudo por debajo de 40 dólares sería un riesgo económico importante, concluye.