La mesa redonda sobre la “Evolución de las carteras españolas en 2016 y estrategias para 2017” organizada por Natixis Global Asset Management pone de manifiesto un perfil mucho más conservador por parte de los inversores españoles. De hecho, durante el primer semestre del año han aumentado su exposición a renta fija y han reducido su peso a renta variable, fondos mixtos y convertibles.
 
Evolución del peso de las distintas categorías durante el primer semestre
Evolución del peso de las distintas categorías durante el primer semestre
Fuente: Natixis

Una reducción de peso de la renta variable que se ha realizado de manera selectiva ya que han decidido confiar menos en bolsa europea (España y eurozona) y mostrar un mayor apetito a favor de renta variable global y mercados emergentes. Una selección muy amplia de activos que suscita la pérdida de interés no sólo en fondos de países concretos sino también de fondos sectoriales.

Juan José González de Paz, consultor senior de Carteras de Natixis Global AM, ha señalado en referencia a lo anteriormente mencionado que “esto se puede interpretar como una falta de claridad respecto a la evolución de los mercados en general y también como un mayor afán por controlar el riesgo”.

De cara al próximo curso estacan que el 2017 puede venir marcado por la volatilidad y el bajo rendimiento de activos como la renta fija. Es por ello que Sophie del Campo, directora general de Natixis Global AM para Iberia y Latam, ha hecho referencia a cuatro tipos de activos para construir carteras más duraderas:

- Fondos de retorno absoluto, debido a su gran descorrelación con el resto de activos.

- RV Europa con sesgo growth gracias a la recuperación de la región y al aprovechamiento de la economía global por la actividad de las compañías que hay en sus carteras.

- Fondos de RF de países emergentes que ofrecen rendimientos atractivos.

- Estrategias de RF de corta duración para así otorgar una parte más estable dentro de una cartera conservadora o moderada.

En cuanto a la composición de las carteras moderadas de los inversores españolas se aprecia como en España hay un fuerte peso de la RF (41,3%) y de la RV (37,7%) mientras que en otros países como Francia el porcentaje fondos alternativos es casi el doble que en nuestro país. Además, en Reino Unido (país donde la RV supone el 55,5% de las carteras) se aprecia una cierta exposición al mercado inmobiliario (property) que atraviesa un momento delicado (ver “El Brexit golpea a los fondos inmobiliarios”) y la RF únicamente tiene un peso del 16,7%.
 
Composición de las carteras moderadas en Francia, Italia, Reino Unido y España
Composición de las carteras moderadas en Francia, Italia, Reino Unido y España
Fuente: Natixis

Entrando más en detalle de la composición de las carteras de los fondos nacionales se aprecia como las categorías europeas (RF Europa y RF Europa) tienen un fuerte peso en su conjunto, lo que pone de manifiesto el sesgo a activos europeos. Una situación que es bien distinta a la del resto de países, en los que EEUU tiene el mismo peso que Europa e incluso se sitúa por encima. Además, en las carteras de nuestro país el peso es muy reducido en categorías como RF Global o RF Emergentes, que en otros países también es mucho más alta.
 
Composición de las carteras españolas para perfil conservador, moderado y agresivo
Composición de las carteras españolas para perfil conservador, moderado y agresivo
Fuente: Natixis