El consumidor de Estados Unidos no tiene capacidad financiera para tirar de la actividad económica con lo que, teniendo en cuenta la situación en Europa, lo más lógico es que no se hable de recuperación sino de cierta desacleración en la economía, reconoce Alexis Ortega, socio director de Finagentes Gestión.

Los planteamientos de los dirigentes políticos “son lógicos ya que su función es mantener la calma, aun así creo que la prima de riesgo no tiene nada que ver con la situación política en España porque está afectando a toda Europa”, reconoce Alexis Ortega, socio director de Finagentes Gestión. Este experto reconoce que “hace dos meses 200 puntos básicos era un nivel dramático y nos estamos acostumbrado tanto a los 500 p.b que nos parece que lo otro es normal”.

Está en discusión cuál es la función de un BCE, dar préstamos a los bancos y quizás tienen prohibido ser generoso con los estados. “Estamos en una situación excepcional y de alguna manera se le está pidiendo cierto control y actuación. El BCE estaría siendo generoso con lo que está haciendo ahora, pero no está dentro de su mandato con lo que lo lógico sería que actuara con los Estados pero pidiendo cosas a cambio, que serían las reformas”.

El euro continúa fuerte frente al dólar. Sorprende con todo lo que está lloviendo y que el euro resultad imposible bajar de los 1.3450 y en cierto modo es explicable por el hecho de que de alguna manera China está aguantando la cotización, en este momento lo último que necesita es que Alemania – con un euro a la baja – le gane competitividad con lo que intenta frenar la apreciación del euro.

Se espera una subida en la confianza del consumidor pero ha perdido algo de significado y “hay datos como los ISM o PMI que son más importantes y que apuntan a que nos enfrentamos a una situación de desaceleración económica”. En general, esta semana ha sido positiva relativamente “porque los datos de las solicitudes de desempleo se acercan a la parte baja, lo que indica cierta mejoría del empleo y además las ventas minoristas empiezan a recuperar, pero no creo que sea el camino de salida por el lado de consumo porque tiene una tasa de ahorro muy baja, tiene que incrementarla y tiene un nivel de consumo pequeña”.

Ortega reconoce que “el consumidor americano no tiene capacidad financiera para tirar de la actividad económica, y teniendo en cuenta la situación en Europa no nos planteamos una recuperación económica sino una cierta desaceleración”. Y de alguna manera, desde economías como RU con un QEII sobre la mesa – nos acercamos a un QEIII y el interés de resaltar los problemas europeos pone de manifiesto que EEUU podría lanzarlo.