El Ibex 35 ha cogido carrerilla en las últimas sesiones y ya se configura como el mejor índice entre las principales plazas de occidente. Además, la escalada de estos días le ha llevado a reducir el gap con el DAX a mínimos del año.
 
En lo que va de año el Ibex 35 suma una revalorización del 10,40%, mirando por encima del hombro a otras plazas europeas, como el DAX, que sube un 4,87%; el CAC, que avanza un 3,51%; el FTSE-100 que suma un 2,77% o el Mib-FTSE, que repunta un 4,85%.



El índice español también ha pasado a los principales índices de Wall Street, a los que les saca una ventaja de más del 2% al Nasdaq y de cerca del 5% al Dow Jones y el S&P 500.


 
Este estirón del Ibex 35 le ha llevado a “quitarse una espinita”, la de ir cerrando el gap con el principal índice europeo, el DAX. De hecho, si tomamos los precios de cierre de cada semana de este año, observamos que a día de hoy el hueco entre el Ibex y el DAX es el más bajo de todo 2017. Así, mientras que a cierre del 24 de febrero el índice alemán le sacaba 2351 puntos a nuestro Ibex, a cierre de ayer esa diferencia se había reducido hasta los 1.714 puntos.